21 de mayo 2022

5 de abril 2022

Internacional

¿Qué sigue después de la masacre de Bucha?

Estados Unidos y Europa tienen tres opciones para responder a los presuntos crímenes de guerra de las fuerzas rusas en Ucrania: enviar más armas al gobierno de Zelensky, endurecer las sanciones o, un último recurso, escalar militarmente el conflicto

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Ante los presuntos crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas en Ucrania (en Bucha), Estados Unidos y Europa tienen tres opciones para responder: enviar más armas al gobierno de Zelensky, endurecer las sanciones o, un último recurso, escalar militarmente el conflicto.

¿Por qué importa?

  • El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, acusa al ejército ruso de cometer crímenes de guerra en Bucha, un suburbio de Kiev. Human Rights Watch ha documentado ejecuciones sumarias y violaciones.
  • Los videos de cuerpos tirados por la calle de Yablonska sugieren que hay cientos de muertos. Autoridades municipales de Bucha dijeron al diario El País que 340 cuerpos de civiles han sido depositados en una fosa común.

El contexto:

  • El horror se ha apoderado de la ciudad ucraniana de Bucha, ubicada a unos 20 kilómetros de la capital, Kiev, luego de que el pasado 30 de marzo, los rusos abandonaran la ciudad como parte de una estrategia militar.
  • A su paso, dejaron una estela de muerte y destrucción, lo cual fue catalogado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, como “la peor matanza desde la Segunda Guerra Mundial. El Kremlin acusa un montaje.

Los detalles:

  • El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se abstuvo de calificar la masacre de Bucha como un genocidio, pero llamó a Vladimir Putin como “un criminal de guerra”. Inclusive, se comprometió a enviar más armamento a Ucrania.
  • Sin embargo, reportes del New York Times sugieren que, si bien Occidente ha accedido a dotar de más armas a Ucrania para repeler los ataques rusos, Washington se ha negado a entregarle un arsenal de mayor poder por temor a desatar un conflicto bélico mayor.
  • Y es que según reportes, la administración Biden teme que el presidente ruso Vladimir Putin tome dichas acciones como un precursor de una “invasión occidental” y responda ampliando la guerra, incluso potencialmente con el uso de armas nucleares.
  • Frederick Kagan, un experto militar del American Enterprise Institute, considera que la negativa de darle a Ucrania lo que quiere (aviones de combate y sistemas de misiles S-300, que se colocan en la parte trasera de los camiones y pueden derribar aviones y misiles) impedirá que puedan recuperar su territorio.
  • De acuerdo con David Leonhardt, editorialista del New York Times, Eslovaquia y Polonia, ambos países que comparten frontera con Ucrania, se han declarado a favor de suministrar dichas armas, siempre que las transferencias sean parte de un acuerdo que incluya a EEUU y la OTAN. La administración de Joe Biden bloqueó ambas iniciativas.
  • En cuanto a imponer sanciones económicas adicionales en contra de Rusia, una de alternativa fuerte sigue siendo reducir la compra de gas natural ruso, aunque no toda la Unión Europea está de acuerdo, ante los posibles daños económicos que acarrearía en conjunto con la enorme inflación que ya padece.
  • En el caso de Estados Unidos también se contempla limitar la importación de piezas para más fabricantes de armas rusos o inclusive los países occidentales, además de congelar, podrían confiscar el dinero ruso de bancos extranjeros.
  • Con todo eso, las sanciones rara vez logran afectar el comportamiento de la guerra en el campo de batalla, consideró Nicholas Mulder, un historiador de la Universidad de Cornell. “Cuando funcionan, puede llevar mucho tiempo”.
  • En referencia a la tercera opción, la de escalar militarmente el conflicto, implicaría expulsar a Rusia de Ucrania con el uso de toda la fuerza militar posible, lo cual traería como resultado consecuencias desastrosas a nivel mundial.
Publicidad
Publicidad
Publicidad