1 de diciembre 2021

3 de noviembre 2021

Internacional

Ortega consolida el camino a la dictadura en Nicaragua

Nicaragua se prepara para celebrar un ejercicio electoral simulado. Siete candidatos de oposición están en prisión. En Washington, un grupo bipartidista de senadores preparan nuevas sanciones para el régimen de Daniel Ortega

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

  • El próximo 7 de noviembre, Nicaragua celebrará un ejercicio electoral a todas luces simulado, ya que siete candidatos de oposición están en prisión, acusados de conspiración por el actual presidente Daniel Ortega, quien busca consolidar el camino a la dictadura.
  • Ante lo que la comunidad internacional anticipa como una “farsa electoral”, en Washington, un grupo bipartidista de senadores prepara nuevas sanciones para el régimen de Ortega, incluida la aprobación de la ley ‘Renacer’.

¿Por qué importa?

  • De acuerdo con el periodista Luis Chaparro, de la cadena CNN, de las 42 páginas que componen el expediente en contra de los precandidatos a la presidencia, existen 32 pruebas testimoniales, las cuales todas son de oficiales militares.
  • Fechada el 24 de agosto de 2021 y firmada por la fiscal auxiliar Heydi Estela Ramírez Olivas, la acusación incluye como pruebas físicas solicitudes oficiales de movimientos migratorios, orden de detenciones y “grupos de chat de WhatsApp”. ¿Y el cargo? Conspiración para socavar la integridad nacional de Nicaragua.

El contexto:

Tras la detención de 39 líderes opositores (entre precandidatos presidenciales, empresarios y activistas), Daniel Ortega se perfila a ganar su tercera reelección y con ello detentar por quinta ocasión el poder en Nicaragua, junto a su esposa Rosario Murillo, actual vicepresidenta y también candidata a reelegirse.

Los detalles:

  • Sin embargo, son precisamente dichas detenciones en contra de sus opositores las que han puesto en duda la legitimidad de la jornada electoral, tanto que organismos internacionales como la OEA y la ONU han condenado los arrestos.
  • Ante la falta de garantías de un “mandato democrático”, el gobierno de Estados Unidos alista medidas para desestimar el proceso, entre las que se incluye la aprobación absoluta del proyecto Ley Renacer.
  • “Estamos trabajando con otros socios en la región, sabemos que no estamos solos en nuestra perspectiva”, expresó Emily Mendrala, subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, en declaraciones para la Voz de América.
  • En dicha iniciativa se establece un marco de sanciones diplomáticas y económicas en torno a la participación de Nicaragua dentro del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos (CAFTA).
  • “La Ley Renacer consolidará nuestra visión absoluta de que Daniel Ortega y Rosario Murillo no tendrán ningún derecho legítimo al poder después de la pseudo coronación de su dictadura dinástica la próxima semana”, expresó este martes el senador demócrata Robert Menéndez, autor de la legislación.
  • “Es insólito que Estados Unidos y otras democracias de la región tengan vínculos con la dinastía autoritaria de Ortega y Murillo”, afirmó al respecto el senador republicano Marco Rubio, uno de los firmantes de la carta que una comisión bipartidista de senadores envió en junio al presidente Joe Biden.
  • “(Estados Unidos) pacta acuerdos para ayudar a todo el pueblo de un país, no lo hacemos para ayudar a dictadores de un país… y esto ha sido usado por Ortega para su propio beneficio”, agregó otro legislador republicano, Rick Scott.
  • Recientemente, Daniel Ortega -a quien rara vez se le ve en público por su delicado estado de salud- asistió a la firma de un tratado de frontera marítima sobre el Golfo de Fonseca, junto al mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien también busca reelegirse.
  • ¿El objetivo de Ortega? Demostrar que Nicaragua no está aislada internacionalmente por la presión y las sanciones que enfrenta, pues al contar con una relación más sólida con su vecino del norte le garantiza apoyo económico para sortear las posibles sanciones, además de respaldo diplomático.
Publicidad
Publicidad
Publicidad