28 de marzo 2016

Internacional

Operación AntiTrump

El gobierno mexicano está montando un esfuerzo sin precedentes para detener la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

El gobierno mexicano se enfrenta a la pregunta de política exterior más importante en mucho tiempo:

¿Qué hacer con Donald Trump?

A nadie le queda la menor duda de que las consecuencias de que Trump llegue a la Casa Blanca serían fatales para México:

Las deportaciones masivas y una guerra arancelaria con nuestro principal socio comercial podrían ser sólo el inicio de una nueva relación bilateral marcada por la confrontación.

Trump no debe ganar. Punto. Ésa es, incluso, la postura del gobierno mexicano. No es la postura oficial, pero sí es lo que deja entrever una operación silenciosa de naturalización masiva.

La semana pasada, el portal Bloomberg, publicó una nota en la que dice que “México está montando un esfuerzo sin precedentes para que los residentes mexicanos en Estados Unidos adquieran la ciudadanía americana”

El objetivo último de este esfuerzo sería el de otorgarles un estatus que les permita votar contra Trump en las elecciones de noviembre.

Los consulados mexicanos están abriendo sus puertas para organizar talleres de naturalización.

De los 12 millones de mexicanos viviendo en Estados Unidos, 2.7 millones son residentes legales que son candidatos a obtener la ciudadanía americana.

Más del 80 por ciento de los hispanos rechazan a Donald Trump y esto ya se ha traducido en activismo político.

El grupo National Immigration Forum reporta que el interés de los inmigrantes mexicanos en registrarse como votantes se ha incrementado de manera significativa en estados como Colorado, Nevada y Virginia.

En términos estrictos, el gobierno mexicano no puede intervenir de ninguna manera en las elecciones estadounidenses.

Por ello, la acción oficial del gobierno se ha limitado a reacciones de funcionarios de primer nivel

Ya lo hizo la secretaria de Relaciones Exteriores, el secretario de Hacienda e incluso el mismo Presidente Peña Nieto ahondó en comparaciones.

Sin embargo, la verdadera acción del gobierno mexicano se realiza de manera discreta a través de los consulados en Estados Unidos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad