30 de marzo 2016

Internacional

El odio se aprende

El proyecto de Inteligencia Artificial de Microsoft tardó 24 horas para convertirse en racista, misógino, xenofóbico y simpatizante de Donald Trump

Por Luis Cardona

COMPARTE ESTA HISTORIA

No pasaron ni 24 horas para que Tay, el proyecto de Inteligencia Artificial de Microsoft, se convirtiera en racista, misógino, xenofóbico y simpatizante de Donald Trump.

Si tenías dudas de si hemos fallado o no en sociedad, este podría ser el ejemplo perfecto para despejarlas.

Un estudio de la Thinktank Demos, reveló en 2014 que al menos cada seis segundos se publican comentarios ofensivos en Twitter, o sea alrededor de 10 mil tuits diarios… y eso solo en inglés.

Tay, ya es parte de esa estadística.

Publicidad
Publicidad
Publicidad