18 de octubre 2021

8 de octubre 2021

Internacional

México: la nueva prioridad de Blinken

Tras el primer Diálogo de Alto Nivel sobre Seguridad entre Estados Unidos y México, el secretario de Estado, Antony Blinken, afirmó que es tiempo de lanzar un nuevo marco en materia de seguridad, después de años de la Iniciativa Mérida

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El secretario de Estado, Antony Blinken, reconoció que ha llegado el momento de crear un nuevo enfoque integral en la relación bilateral México-Estados Unidos en materia de seguridad, lo cual fue celebrado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

¿Por qué importa?

Mientras que Washington tiene como objetivo centrar la atención en la detención y extradición de líderes criminales, el gobierno mexicano busca que los reflectores se enfoquen en la responsabilidad de Estados Unidos en torno al flujo irregular de armas hacia México.

El contexto:

A inicios de esta semana se reunieron en la capital estadounidense los fiscales de ambas naciones, Alejandro Gertz Manero y Merrick Garland, para preparar el terreno. Trasciende que la reunión de alto nivel estuvo marcada por la tensión entre ambos personajes.

Los detalles:

  • En medio de presiones por parte de Washington para mantener la política de combate al narcotráfico, junto a un mayor control migratorio en la frontera sur, se llevó a cabo el primer Diálogo de Alto Nivel sobre Seguridad entre Estados Unidos y México, con el que se pretende elaborar un nuevo acuerdo de cooperación.
  • A la reunión acudieron el secretario Estado, Antony Blinken y una delegación de funcionarios americanos que incluyó al secretario del Interior, Alejandro Mayorkas; al Fiscal General, Merrick Garland; y al director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, Juan González.
  • La narrativa de la canciller Marcelo Ebrard, respecto al anterior acuerdo de seguridad, ha sido consistente en declarar el fin de la Iniciativa Mérida, un programa bilateral de 3 mil millones de dólares, calificándola como un proyecto asistencialista. Inclusive, durante el encuentro, lanzó la frase “Adiós Mérida, bienvenido Bicentenario”, en alusión a los 200 años de la relación bilateral.
  • En ese sentido, Blinken había expresado previo a la reunión la necesidad de “revitalizar la cooperación en materia de seguridad” entre ambos países, lo cual quedó de manifiesto al coincidir con la postura del gobierno mexicano.
  • “Sé que hablo en nombre de todos mis colegas cuando digo lo complacidos que estamos de lanzar este nuevo marco, después de años de la iniciativa Mérida, es hora de un nuevo enfoque integral de nuestra cooperación en materia de seguridad”, aseveró Blinken.
  • Sin embargo, no quitó el dedo del renglón respecto a la importancia de trabajar de manear coordinada para combatir a las organizaciones criminales, que dijo, constantemente se adaptan al uso de tecnologías y no pueden quedarse atrás.
  • “Este nuevo diálogo promete impulsar ese enfoque innovador. Debemos de estar plenamente comprometidos con esta lucha y con nuestra cooperación porque estos son desafíos que México y Estados Unidos solo pueden resolver trabajando juntos”, reiteró el funcionario estadounidense.
  • Al respecto, el presidente López Obrador anunció que existen “condiciones inmejorables” para instaurar una nueva etapa en materia de seguridad con el país vecino. “Manifestamos nuestro ánimo de fortalecer la amistad y la cooperación para el desarrollo con respeto a las soberanías”, dijo a través de sus redes sociales.
  • Entre los acuerdos del llamado ‘Entendimiento Bicentenario’ se mencionan el actuar de manear conjunta para combatir los efectos de las drogas en la comunidad, el tráfico ilícito de personas y de armas en la frontera. Además, se comprometieron a combatir a las redes delictivas, obstruyendo a sus operadores financieros, y reforzar los sectores de seguridad y justicia. 
  • En octubre del año pasado, las relaciones entre México y Estados Unidos sufrieron un duro golpe con la detención del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, a cargo de agentes de la DEA y acusado de narcotráfico.
  • Aunque finalmente fue liberado, esto indignó al gobierno de la Cuarta Transformación, que durante la transición presidencial de la Administración Biden hizo más difícil la operación de agentes estadounidenses en el país, además de retrasar el visado de su personal antinarcóticos en lo que va del año.
  • De acuerdo con la cadena CNN, funcionarios de la DEA admitieron que sus agentes llevan esperando seis meses para recibir su visa en México, un proceso que suele tardar como mínimo un mes, además que, hasta el momento, tampoco se han aprobado extradiciones a los Estados Unidos.
Publicidad
Publicidad
Publicidad