1 de diciembre 2021

4 de noviembre 2021

Internacional

Lección americana

La administración de López Obrador ha demostrado que su mayor incentivo de reacción ha sido la presión de Washington. Morena decidió posponer la discusión legislativa de la reforma eléctrica el mismo día que el embajador de Estados Unidos fue a Palacio Nacional

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El mismo día que el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, sostuvo una reunión en Palacio Nacional, Morena y sus aliados decidieron posponer la discusión legislativa de la reforma eléctrica ante las “preocupaciones” mostradas por el diplomático estadounidense tras el cónclave.

¿Por qué importa?

Este 3 de noviembre, 40 legisladores estadounidenses enviaron una carta a la administración de Joe Biden denunciando que la iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador representa una flagrante violación al T-MEC.

El contexto:

Poco más de un mes después de que AMLO enviara al Congreso la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, por primera vez el gobierno estadounidense emitió un posicionamiento sobre las implicaciones que traería la aprobación del proyecto que pretende darle mayor control a la CFE.

Los detalles:

  • A través de sus redes sociales, el embajador estadounidense Ken Salazar confirmó que se había reunido con funcionarios del gobierno federal para externar las preocupaciones de Washington en torno a la reforma eléctrica.
  • “Sostuve hoy importantes reuniones con el gobierno de México para hablar sobre reforma energética. Quiero aprender más sobre el ímpetu de esta reforma constitucional. Expresé serias preocupaciones de Estados Unidos. Nos comprometimos a continuar el diálogo sobre este crítico asunto los próximos días”, indicó.
  • Hasta ahora, sólo la secretaría de Energía, Rocío Nahle, ha sido la única en confirmar el encuentro con el diplomático norteamericano, reafirmando la postura de colaborar en estrecho apego a la relación bilateral con un diálogo abierto.
  • “Fue grato escuchar al embajador Ken Salazar sobre sus dudas y comentarios. México y Estados Unidos por años han colaborado en el sector con absoluto respeto a sus leyes y soberanía de cada país. El diálogo es abierto y continuó”, expresó Nahle en su perfil de Twitter.
  • Al mismo tiempo, decenas de congresistas enviaron una carta al presidente Joe Biden en la que le piden presionar al gobierno de AMLO para que se respete la participación de las compañías estadounidense en el sector energético, en apego al T-MEC.
  • “El propio presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido el objetivo explícito de blindar a las empresas nacionales de energía de México, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con trato preferencial, en directa contradicción con el T-MEC, que su propia administración negoció y firmó”, le escribieron los legisladores a Biden.
  • En la misiva, dada a conocer este miércoles, los congresistas alegan que dichas acciones “discriminatorias y arbitrarias” serán perjudiciales en términos de inversión y para los trabajadores estadounidenses, además de afectar los compromisos de sostenibilidad entre ambas naciones.
  • “En las últimas semanas se han intensificado las acciones de ejecución discriminatorias y arbitrarias. A través de lo que aparenta ser un uso selectivo de la autoridad, han obstaculizado explícitamente -y en algunos casos- bloqueado por completo la participación del sector privado estadounidense en los mercados de combustibles de México”, se agregó en el escrito.
  • Coincidentemente, ante la presión de Washington, Morena y sus aliados determinaron que la reforma eléctrica será discutida en el Congreso hasta el 2022, una vez que se debata a parlamento abierto entre todos los actores, incluidos los empresarios del sector.
Publicidad
Publicidad
Publicidad