16 de mayo 2021

13 de abril 2021

Internacional

La vicepresidencia de Kamala empieza en México

Kamala Harris asumió el control total del manejo de la crisis migratoria en la administración Biden. Su primera acción: desplazar a Roberta Jacobson como asesora especial del presidente para la frontera sur.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

La vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, fue designada como responsable del manejo de la crisis migratoria en la frontera sur. 

Con esta acción, la ex procuradora de California desplazó de su puesto a la ex embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, quien apenas llevaba tres meses como coordinadora senior para la frontera sur. 

De esta manera, la vicepresidente de Estados Unidos tendrá como encargo el tema político más espinoso para el gobierno de Joe Biden: la desbordante crisis migratoria (y humanitaria) que se vive en su frontera sur, particularmente en la región conocida como el suroeste, que abarca la totalidad del estado de Texas. 

Pero hay un detalle. Según refiere Los Angeles Times, funcionarios de la administración federal estadounidense no han podido explicar de qué se trata la tarea de Harris – y de qué no se trata. Como lo recalca el diario, dicha distinción contiene grandes implicaciones políticas. 

De acuerdo con el gobierno de Biden, la misión de Harris es coordinar la diplomacia con México, Guatemala, Honduras y El Salvador; y no precisamente atender la frontera misma o el flujo de migrantes que están saturando el sistema migratorio ahí. 

“Existe cierta confusión sobre eso”, concedió la vocera de La Casa Blanca, Jen Psaki, la semana pasada. 

Mientras tanto, la oposición republicana ya definió a Kamala Harris como la cara de la respuesta de la administración borden frente a la crisis migratoria. Y se han ido con todo. Pocos días después de su designación, figuras opositoras señalaron que la vicepresidenta estaba evadiendo sus responsabilidades al no acudir personalmente a la frontera. 

El equipo de la demócrata aclaró que Harris “no estaría atendiendo la frontera” como parte de sus labores. En tanto, lo que sí sucedió el pasado fue una reunión virtual con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Lejos de profundizar en dicho encuentro, la reunión sirvió como presentación de Harris ante el gobierno mexicano. 

Tras la llamada, López Obrador dio a conocer que en la plática con Harris, el gobierno de México mostró su disposición de “sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos, sobre todo de niñas y niños”.

Se viene una misión cuesta arriba para la primera mujer vicepresidente de Estados Unidos. Y aunque la primera asignatura haya consistido en una llamada desde Washington, la misión de Harris ya comenzó, y comenzó en México. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad