23 de noviembre 2020

Internacional

Guatemala protesta violentamente contra la austeridad

Cientos de guatemaltecos pidieron la destitución del presidente Alejandro Giammattei, luego que desestimara del presupuesto 2021 recursos para la salud, educación y combate a la pobreza

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Cientos de guatemaltecos se manifestaron el fin de semana en contra del gobierno del presidente Alejandro Giammattei, al no contemplar aumentos en diversas partidas sociales, luego que se aprobara el presupuesto 2021, el más alto en la historia del país.

¿Por qué importa?

Su política de austeridad prevé un fuerte endeudamiento público, ya que la mayoría de los casi 12.8 millones de dólares aprobados por el Congreso (25% más que el anterior) se destinará a la construcción de infraestructuras en concesiones al sector privado, dejando de lado temas como la salud, educación, combate a la pobreza y la desnutrición que padece el 50% de la población infantil.

El contexto:

El descontento de la población, además de rechazar el presupuesto, obedece a la opacidad mostrada por el gobierno de Giammattei para atender la pandemia de coronavirus, que ha cobrado la vida de más de 4,000 guatemaltecos y registra contagios de casi 120,000 personas.

Los detalles:

  • Esto desencadenó airadas protestas, en su mayoría de jóvenes, quienes el sábado quemaron parte del palacio legislativo, en el marco de las manifestaciones que duraron cerca de siete horas y dejaron un saldo de al menos 37 detenidos, entre ellos dos menores de edad.
  • Y es que el Congreso, en su mayoría integrado por el oficialismo y partidos afines a Giammattei, había aprobado préstamos por más de 3,800 millones de dólares para hacerle frente a la crisis por Covid-19, pero al final sólo se concedió menos del 15% de los recursos para tales efectos.
  • Además, el gobierno se encuentra dividido, pues el propio vicepresidente Guillermo Castillo ha criticado los malos manejos de Giammattei, que se unen a las presiones de la oposición y sectores sociales, los cuales denuncian múltiples carencias en los hospitales y discriminación en la atención a los enfermos.  
  • Inclusive, el estallido social se habría producido poco después que el propio Castillo le recomendara al presidente que ambos renunciaran a sus cargos “por el bien del país”, además de replantear el presupuesto por considerar que tenía “anomalías” y fuera modificado apelando a “la eficiencia, transparencia y austeridad para no tener más endeudamiento”, lo cual finalmente no sucedió.
Publicidad
Publicidad
Publicidad