6 de enero 2021

Internacional

Georgia y las figuras de una elección histórica

El gran antecedente de los disturbios en Washington: la elección de Georgia. La milimétrica carrera por dos escaños del senado que le otorgó al Partido Demócrata la mayoría en la Cámara Alta jugó un papel central en el contexto del caos desatado hoy en el Capitolio de Estados Unidos.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Nunca antes en la historia de Estados Unidos una carrera por el senado había sido tan crucial. 

En juego está el control de la Cámara Alta, algo que Joe Biden necesitará si desea lograr algo sustancial durante su gobierno. 

Y con un milimétrico resultado final en la segunda vuelta, los demócratas están a punto de arrebatarle Georgia a los republicanos y celebrar así una victoria histórica.

Las principales figuras demócratas y republicanas de la contienda jugaron un papel central. 

Como el predicador Raphael Warnock, quien con una diferencia mínima sobre su oponente, se convertiría en el primer senador afroamericano de Georgia.

¿O qué tal Jon Ossoff? El otro candidato demócrata al Senado que se perfila a vencer al favorito republicano. 

De apenas 33 años, Ossof es un desconocido en la política y muchos lo ven como un fiel representante de una nueva generación de demócratas moderados. 

Y cómo pasar por alto a la ex diputada Stacey Abrams. 

Considerada como la operadora más importante del virtual triunfo demócrata,  la también ex candidata a gobernadora de Georgia es descrita como una de las políticas estadounidenses sin cargo de elección popular más influyentes del momento. 

Todos esperan que la propregiststa vuelva a contender por la gubernatura en 2022  y que esta vez sí la gane. 

Destaca también Joe Manchin, de Virginia Occidental. Sureño, demócrata, pero bastante conservador, Manchin es considerado por analistas políticos en Estados Unidos como el senador más influyente en la Cámara Alta. Muchos lo ven como el mayor freno a las ambiciones del ala progresista del Partido. 

Pero no todos son políticos demócratas. También están figuras como el secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger. Y es que la llamada filtrada por el Washington Post en la que Trump le pide encontrar evidencias de fraude en Georgia pudo ser factor para elevar la participación electoral demócrata. 

Recordemos que hace apenas un mes, los senadores republicanos Loeffler y Perdue eran favoritos, pero el enfrentamiento de Trump con el gobernador Kemp y con Raffensperger pudo haber minado la operación electoral de este martes.

Otro republicano clave en la inminente victoria demócrata es el funcionario electoral Gabriel Sterling, quien en las últimas semanas se encargó de desmentir las acusaciones de fraude del mandatario federal e incluso llegó a afirmar que “si los republicanos pierden en Georgia, la culpa será completamente del presidente Donald Trump”. 

Y finalmente, los dos grandes protagonistas de esta mega contienda electoral: Joe Biden y Donald Trump. 

Por un lado, Joe Biden recogería los frutos de una ardua campaña en Georgia y, con la mayoría legislativa, podría sacar adelante una agenda política mucho más ambiciosa. 

Por el otro, el gran perdedor de la noche es nada más y nada menos que el presidente Donald Trump. Y es que, aunque seguramente impugnarán los resultados, un gran número de republicanos ya señalan al mayor responsable de la histórica derrota en Georgia. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad