20 de enero 2021

Internacional

Gastar y recuperar su liderazgo: eso sigue para EU

Gastar para salir de la crisis económica y recuperar su liderazgo mundial, eso sigue para los Estados Unidos, según las comparecencias en el Congreso de dos de los nominados por Joe Biden para formar su gabinete, Janet Yellen, como Secretaria del Tesoro, y Anthony Blinken, como Secretario de Estado.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

Gastar, esa va a ser la política de rescate económico que planea implementar el nuevo gobierno de los Estados Unidos, liderado por Joe Biden.

La lógica de Janet Yellen, la nominada para ser la próxima secretaria del Tesoro, es que sin un gran estímulo fiscal, se corre el riesgo de una recesión más prolongada y dolorosa. Y en consecuencia, una cicatrización más lenta para la economía estadounidense.

Con los tipos de interés que están a niveles históricamente bajos, lo más inteligente que podemos hacer es pensar en un rescate grande, aunque eso signifique cargarle la mano a la deuda, aseguró Janet Yellen en una comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado. “Al largo plazo los beneficios superan los costos”, dijo.

La postura de Yellen va en línea con la propuesta de campaña de Joe Biden para rescatar al país de la crisis económica causada por la pandemia: un estímulo fiscal de 1.9 billones de dólares, que serán para dar apoyos directos a los ciudadanos, expandir el seguro de desempleo, facilitar dinero a estados y ciudades, así como para invertir en el sistema de salud, en el plan de vacunación y en la aplicación de pruebas.

Por lo pronto, Janet Yellen, aclaró que su tarea es ayudar a las familias a aguantar el último tramo de la pandemia; será hasta después que comiencen a realizar cambios al cobro de impuestos para mejorar la vida de los hogares de clase media y baja.

Por el otro lado, Anthony Blinken, el nominado por Biden para ser el Secretario de Estado, señaló que la prioridad será revitalizar las relaciones multilaterales y recuperar el liderazgo de Estados Unidos. 

Y para lograrlo, necesitan revitalizar la diplomacia estadounidense después de la desconfianza y el disgusto internacional que dejó la administración de Trump, señaló Blinken ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

También, la nueva administración planea restaurar la relación tradicional de política exterior entre el ejecutivo y el Congreso, ya que heredaron una dinámica donde los legisladores se quejaban de ser ignorados y excluidos por el ex Secretario de Estado, Mike Pompeo.

A pesar de que plantean un cambio de fondo, en algunas partes coinciden con la administración Trump, por ejemplo: el mayo reto es su relación con China. Entre otros temas, mantendrán el reconocimiento a Guaidó como presidente de Venezuela y la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

También, otras decisiones planean replantearlas, como las recientes políticas con Cuba, Taiwan, Afghanistan; y enfrentar las amenazas de Rusia, Corea del Norte y el cambio climático.

Publicidad
Publicidad
Publicidad