5 de julio 2022

16 de junio 2022

Internacional

“Estados Unidos se debe preparar para lo peor”

Ante la polarización que existe en EEUU, tres generales retirados advierten de la necesidad de implementar una estrategia que evite una división de las Fuerzas Armadas que podría llevar a otra insurrección como la del Capitolio en 2024

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Tres generales estadounidenses retirados coinciden en que es necesario prepararse para un escenario catastrófico, de cara a las elecciones presidenciales del 2024 en Estados Unidos, en donde el Ejército podría sufrir un colapso interno como consecuencia del estallido social y político.

¿Por qué importa?

La creciente división partidista que asola a los Estados Unidos mantiene vigente la posibilidad de que se presente una nueva insurrección en 2024 y que se lleve a cabo un golpe de estado en el que las Fuerzas Armadas jugarían un papel vital.

El contexto:

  • El 6 de enero del 2021, momentos antes de que se ratificara el triunfo de Joe Biden como presidente, Donald Trump encabezó un mitin a las afueras del Capitolio que terminó con una insurrección e invasión al edificio que alberga las dos cámaras el Congreso de Estados Unidos.
  • La violencia se extendió por horas y provocó la intervención de la Guardia Nacional, dejando una estela de más de seis personas fallecidas, decenas de policías heridos y una serie de destrozos al interior del recinto legislativo.

Los detalles:

  • Previo al primer aniversario del trágico asalto, los generales retirados del Ejército de EEUU, Paul D. Eaton, Antonio M. Taguba y Steven M. Anderson aseguraron que las señales de una posible agitación en las Fuerzas Armadas están latentes.
  • Como ejemplo, pusieron lo vivido hace poco más de un año, en la insurrección al Capitolio, misma en la que un número inquietante de veteranos y miembros del Ejército en servicio activo tuvieron que ver en los hechos violentos. Más de 1 de 10 de los acusados en los ataques estaban enlistados.
  • Recientemente, otra muestra de división se dio cuando el general de brigada, Thomas Mancino, comandante general de la Guardia Nacional de Oklahoma, se rehusó a acatar la orden del presidente Joe Biden de vacunar a todos sus integrantes contra el Covid-19. ¿La razón? Dijo que él acata órdenes de su comandante en jefe, el gobernador republicano de su estado, no del presidente.
  • “La posibilidad de una ruptura total de la cadena de mando a lo largo de las líneas partidistas, desde la parte superior de la cadena hasta el nivel de escuadrón, es significativa en caso de que ocurra otra insurrección. La idea de unidades rebeldes que se organizan entre sí para apoyar al comandante en jefe ‘legítimo’ no puede descartarse”, reveló Eaton, quien también es asesor principal de VoteVets, a través de un podcast realizado por el Washington Post.
  • Si bien todos los miembros del Ejército prestan juramento para proteger la Constitución de Estados Unidos, los generales retirados recomiendan tomar medidas adicionales para que una elección tan disputada no de pie a lealtades divididas.
  • “En este contexto, con nuestras Fuerzas Armadas cojeando y divididas, la seguridad de Estados Unidos quedaría paralizada. Cualquiera de nuestros enemigos podría aprovecharse lanzando un ataque total contra nuestros activos o nuestros aliados”, refieren los entrevistados.
  • Para ello, el Departamento de Justicia, el comité selecto de la Cámara y todo el Congreso debería prestar más urgencia a la necesidad de evitar otra insurrección, tomando en cuenta que hasta la fecha nadie ha rendido cuentas de lo sucedido.
  • Asimismo, proponen una revisión inmediata de civismo para todos los miembros del Pentágono -uniformados y civiles-, en torno a la Constitución y la integridad electoral rumbo a los comicios de 2024.
  • Además, se tendría que realizar un trabajo más exhaustivo de inteligencia a fin de contener información propagandista que pueda subvertir la cadena de mando y un ejercicio militar encabezado por el Departamento de Defensa para detectar cualquier otro punto débil.
  • “Los militares y los legisladores han sido dotados de retrospectiva para evitar que ocurra otra insurrección en 2024, pero solo tendrán éxito si toman medidas decisivas ahora”, concluyó el reporte del Washington Post.
Publicidad
Publicidad
Publicidad