27 de enero 2022

14 de enero 2022

Internacional

El laberinto de la soledad de Joe Biden

El presidente de Estados Unidos atraviesa un momento crítico: su agenda está detenida por dos senadores demócratas y por la férrea oposición del Partido Republicano. La exhibición más reciente de su debilidad es el fracaso de la iniciativa de ley de derechos electorales

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

La exhibición más reciente del momento crítico que vive el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, es el fracaso de la iniciativa de ley de derechos electorales, mismo en el que dos senadores demócratas fueron factor para detener su agenda.

¿Por qué importa?

  • A una semana de cumplir un año en el cargo, la popularidad de Biden ante la opinión pública es inferior al 40 por ciento, una situación bien aprovechada por los republicanos para replegarse en su misión de recuperar el control del Congreso.

El contexto:

Este miércoles, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, se había anotado una victoria al eludir el filibusterismo (obstruccionismo parlamentario) y lograr que pasase a votación, en la Cámara Alta, el proyecto de ley de la reforma electoral.

Los detalles:

  • Sin embargo, un día después, los también senadores demócratas Joe Manchin y Kyrsten Sinema se negaron a cambiar las reglas del juego y con ello permitir que el proyecto saliera adelante con mayoría simple -y no con los 60 votos de rigor-, reforzando así la férrea oposición del Partido Republicano.
  • De acuerdo con el diario El País, la estrategia de Schumer consistió en incluir en la votación una enmienda a un proyecto de ley diferente -el cual tenía que ver con la autoridad de la NASA para arrendar sus instalaciones-, la Ley John Lewis de Avance de los Derechos Electorales y la Ley de Libertad para Votar.
  • Al no contar con los 60 votos reglamentarios para aprobar esa legislación, la batalla quedaría en manos del Senado, dividido al 50 por ciento entre demócratas y republicanos, pero con el voto de calidad para el desempate en manos de la vicepresidenta y demócrata, Kamala Harris.
  • La treta de Schumer contemplaba que cada senador expresara su acuerdo o desacuerdo con la reforma del derecho al voto en Estados Unidos, lo cual quedaría asentado en el acta, otorgando el visto bueno a la enmienda y pasar a la votación. Sin embargo, Manchin y Sinema tenían otros planes.
  • “Mis colegas demócratas en Washington están decididos a remodelar dramáticamente nuestra sociedad de una manera que deje a nuestro país aún más vulnerable a las amenazas que enfrentamos. No puedo correr ese riesgo (votar por ello)”, afirmó Manchin tras dar su postura en Fox News a mediados de diciembre.
  • El propio Joe Biden asistió al Congreso con afán de imponer presión a los senadores demócratas y con su simbólica visita alinear a todos en la misma sintonía, una estrategia que de poco o nada le sirvió.
  • El año pasado, 19 estados de la Unión aprobaron 34 leyes que dificultan el acceso al voto de las minorías en general, sobre todo de los afroamericanos, por lo que el mandatario no ha vacilado en afirmar que la democracia no tiene garantías sin la protección del voto y buscará reformar las reglas del Senado hasta lograrlo.
  • “Este es el momento de decidir, de defender nuestras elecciones y nuestra democracia… No quedará otra opción que cambiar las normas del Senado, incluyendo terminar con el filibusterismo. Apoyo cambiar reglas del Senado”, puntualizó.
Publicidad
Publicidad
Publicidad