5 de julio 2022

16 de mayo 2022

Internacional

Cuba: un nuevo grado de represión

El Parlamento cubano aprobó un nuevo Código Penal que castiga severamente la protesta social y que sanciona el periodismo crítico. El agravamiento del autoritarismo del régimen de Miguel Díaz-Canel ocurre en un momento de acercamiento con la administración de López Obrador

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El Parlamento cubano aprobó el fin de semana un nuevo Código Penal que castiga severamente la protesta social y que sanciona el periodismo crítico, a casi un año de las mayores protestas en contra del Partido Comunista en seis décadas.

¿Por qué importa?

El agravamiento del autoritarismo del régimen de Miguel Díaz-Canel ocurre en un momento de acercamiento con la administración de López Obrador, lo cual ha generado inquietud en la clase política de Estados Unidos, primer socio comercial y aliado estratégico de México.

El contexto:

  • El 11 de julio del año pasado, la escasez de bienes básicos y medicamentos -en medio de la pandemia- provocó un estallido social en Cuba que no se veía desde la década de los 90, con gritos de “libertad” y “abajo la dictadura” que llamaron la atención del mundo.
  • En las calles, las protestas denunciaron el hambre y la represión del régimen socialista. En las redes sociales, el mundo puso en la mesa de debates dónde está la frontera de responsabilidades entre el gobierno castrista de Miguel Díaz-Canel y el embargo comercial impuesto por Washington.

Los detalles:

  • Por unanimidad, el Parlamento cubano aprobó un nuevo Código Penal que incluye 37 nuevos delitos y prohíbe, entre otros, el financiamiento externo de medios de prensa, al tiempo de reforzar las sanciones relacionadas con la corrupción.
  • En declaraciones recabadas por la AFP, el presidente del Tribunal Supremo, Rubén Remigio Ferro, aseguró que la nueva ley “tipifica como delitos los hechos más graves y lesivos para la sociedad y protege los intereses del Estado y del pueblo”.
  • “(También se protegen) los intereses individuales de las personas como garantía de la estabilidad de la nación, la seguridad jurídica y la tranquilidad ciudadana”, agregó Ferro al presentar la nueva normativa al plenario.
  • Entre las novedades que presenta el nuevo Código Penal que sustituirá al de 1997 y complementa a la Constitución de 2019 está su aplicación a infracciones y actos ilícitos que afectan el espectro radio eléctrico, el medio ambiente y el patrimonio natural.
  • Además, contempla penalizar las violaciones más graves relacionadas con el uso abusivo de los derechos constitucionales; la participación en actividades subversivas y las agresiones a las tecnologías de la información y las comunicaciones, según lo expresado por Rubén Remigio Ferro.
  • El jurista cubano Harold Bertod, radicado en España, afirmó a la agencia francesa que el Código Penal amplia el catálogo de conductas delictivas “relacionadas con el orden constitucional para confirmar una realidad del sistema político: no hay lugar para alternativas en el ámbito político, y el derecho de manifestación”.
  • En cuanto al derecho de manifestación, Bertod agrega que sólo será permitido “si es en un sentido de ‘confirmación’ de las políticas del Estado y nunca de forma ‘contradictoria’”.
  • En cuanto a la pena de muerte, la ley la mantiene “con carácter excepcional” en 23 delitos, mientras que la suprime en cuatro respecto a la normativa anterior, por lo que básicamente se podrá pronunciar en delitos contra la seguridad del Estado, terrorismo, tráfico internacional de drogas y asesinato, refirió la AFP.
Publicidad
Publicidad
Publicidad