FACEBOOK

VISTAS
31 de Enero del 2020

Solalinde mantiene su historia: las caravanas tienen un fin político

El padre Solalinde abandonó su histórica posición de defensa de migrantes para promover una narrativa que sugiere que la caravana centroamericana pretende desestabilizar al gobierno de López Obrador
El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra se ha caracterizado por ser un defensor de las caravanas migrantes hacia Estados Unidos. Sin embargo, su discurso ha cambiado un poco, pues percibe que las caravanas centroamericanas de quienes buscan el sueño americano, persiguen un fin político: desestabilizar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
“Condeno los excesos contra los migrantes, pero esta caravana es una provocación hacia el Estado mexicano y en concreto contra López Obrador”, reveló el presbítero a El Universal.
Solalinde se ha caracterizado por atender las necesidades de quienes buscan ingresar de manera ilegal a Estados Unidos y vigilar que no se violen sus derechos humanos, principalmente en las garitas, además de velar por los intereses de estas personas desde el sexenio de Enrique Peña Nieto. El padre, quien encabeza el albergue Hermanos en el Camino, insistió en que las nuevas caravanas que salieron de Honduras y El Salvador de manera reciente, no son espontáneas, pues la verdadera caravana no expone a niños ni mujeres. Además, Solalinde negó que la Guardia Nacional use la fuerza para contenerlas en la frontera sur.
“La Guardia Nacional no los está atacando, la Guardia Nacional no los está buscando, son ellos los que ponen a los niños, a las niñas para que se enfrenten y la imagen visualmente sea esa. Y ellos (los migrantes) sí los han agredido (a la GN) porque los han apedreado y ellos no han respondido”, indicó Solalinde al semanario Proceso.