FACEBOOK

VISTAS
30 de Enero del 2020

El nuevo negocio del América

Con la incorporación del argentino Santiago Cáseres de 23 años, el América apuesta por jugadores jóvenes pidiéndolos a préstamo para después comprarlos a bajo costo y venderlos
Atrás quedaron las épocas en las que la directiva del América sacaba la chequera e iba por el jugador del momento en el futbol mexicano o traía un “crack” del extranjero. Y es que con el respaldo de un emporio televisivo como el de Emilio Azcárraga, la propaganda mediática y el peso de su afición, antes las contrataciones azulcremas lucían muy rimbombantes… pero ahora carecen de cartel y reflectores, lo que significa una cosa: el negocio ha cambiado. De un tiempo a la fecha, el América apuesta por "hacer caja" con jugadores que compra baratos y los vende a buen precio. En el último año, el equipo de Azcárraga logró colocar a cinco jugadores en el futbol europeo, siendo el último de ellos el argentino Guido Rodríguez, al que vendieron al Betis de España por $10 millones de dólares. Incluida esta última cantidad, por los cinco futbolistas, las Águilas percibieron alrededor de $60 millones de pesos por las siguientes ventas: Diego Lainez fue vendido por 16.5 millones de dólares al Betis en enero del año pasado; Edson Álvarez, al Ajax ($17 mdd); mientras que el argentino Agustín Marchesín y el colombiano Mateus Uribe fueron acomodados por casi $8 millones de dólares, cada uno, en el Porto portugués. El último jugador que llegó con cartel de “figura” fue Nicolás Castillo, cuyo pase costó 9 millones de dólares al Benfica de Portugal. Cabe señalar que casos como los del portero Guillermo Ochoa o Giovani Dos Santos, el club no pagó ningún peso por su fichaje, pues eran dueños de sus cartas. En cambio, el semestre pasado llegaron a Coapa jugadores como Federico Viñas, quien proviene de Uruguay a préstamo con opción a compra, mientras que para este nuevo torneo han decidido comprar a más jóvenes extranjeros como Sebastián Cáceres (3 mdd) y Leonardo Suárez (4.4 mdd) además de conseguir un préstamo con opción a compra del mediocampista Santiago Cáseres (100 mil dólares). Nombres que para nada resultan familiares, pero que si llegan a brillar en el América, habrá redituado, una vez más, su nuevo modelo de negocio.