FACEBOOK

VISTAS
04 de Febrero del 2020

La nueva era del Super Bowl

La edición 54 del Súper Tazón, para muchos, marca un parteaguas en la historia de la NFL: el deporte de las tackleadas no volverá a ser lo mismo por éstas razones
Sin Brady, ni Patriotas como estandarte de los últimos años, con un nuevo campeón desde hace más de medio siglo y abriendo el halftime show a otros mercados, estas son algunas de las razones por las que el pasado Super Bowl LIV marcará un parteaguas en la historia de la NFL. En principio, la baraja de equipos monarca se refresca ante el triunfo de los Jefes de Kansas City, que a principio de temporada ni siquiera figuraba entre los aspirantes a llevarse su división, pero que gracias a la consistencia de su coach Andy Reid y guiados por Patrick Mahomes, rompieron paradigmas. Es precisamente en el mariscal de campo de 24 años es en quien las confianzas están depositadas las esperanza de ser el sucesor de Tom Brady. Haber impulsado a su equipo a remontar un déficit de 10 puntos con ocho minutos en el reloj, además de ganar el primer Super Bowl de su carrera, hacen pensar que Mahomes tiene un futuro prolífico. La única duda es si Kansas City podrá hacer una dinastía como la de los New England Patriots, quienes de la nada y en dos décadas se alzaron con seis trofeos Vince Lombardi. El otro aspecto importante fue el show del medio tiempo. Shakira, JLo y los reggaetoneros Bad Bunny y Balvin lanzaron un mensaje al mundo de que el público latino representa un músculo importante dentro de la sociedad estadounidense, en pleno año de las elecciones presidenciales. Con ello garantizan de que la organización voltee a ver a los artistas y espectáculos latinos. De ahora en adelante, el Super Bowl promete no ser el mismo.