FACEBOOK

VISTAS
24 de Enero del 2020

CTE: la enfermedad que mató a Aaron Hernández

Conocido como estado de encefalopatía traumática crónica, fue la causa del suicidio en 2017 del ex jugador de Patriotas de Nueva Inglaterra, quien lidio con un mal que aqueja a personas mayores de 60 años
Dos años después de haber sido sentenciado, el ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Aaron Hernández, decidió hacer una soga con una sábana y colgarse en su celda del Centro Penitenciario Souza Baranowski, en Massachussets, la madrugada del 17 de abril de 2017. Días después de su fallecimiento, la autopsia dio a conocer algo revelador: lo que aquejaba a Hernández era un daño en su cerebro conocido como estado de encefalopatía traumática crónica (CTE, por sus siglas en inglés). Lo curioso es que esta enfermedad neurológica degenerativa es común entre las personas mayores de 60 años, no en una persona que hasta ese entonces tenía 27 de edad, lo que llamó la atención de investigadores clínicos, quienes consideraron el caso más grave registrado para un joven. De acuerdo con la BBC, el CTE causa trastornos en el comportamiento como agresividad, depresión y falta de control emocional, además de problemas cognitivos como pérdida de la memoria y demencia. En el reciente documental “Killer inside: The mind of Aaron Hernandez”, estrenado por Netflix, la investigadora Ann McKee presentó un análisis en el que explica un deterioro inusual de los lóbulos frontales del ex jugador, característicos para el juicio y la toma de decisiones del razonamiento humano. La especialista en neuropatología estudió la enfermedad, propensa de manera reciente en ex jugadores de futbol americano, y encontró que el septo pelúcido de Aaron (una membrana que divide los dos lados del cerebro) estaba perforada, situación que suele ocurrir con los pacientes que padecen CTE. McKee afirmó que el caso del exjugador de los New England Patriots se trataba de “uno que nunca hemos visto entre los 468 cerebros que hemos examinado”, pues su cerebro se encontraba en un estado de CTE de categoría 3 en una escala de 1 al 4.