20 de enero 2022

21 de noviembre 2019

Comunidad

Falleció la poeta Minerva Margarita Villareal

La distinguida poeta y académica mexicana, Minerva Margarita Villarreal, falleció a los 62 años. Deja tras de sí una gran trayectoria en las artes, la docencia y la poesía, que fue su más grande pasión.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

“Es un día triste para las letras mexicanas”, dijo Beatriz Gutiérrez Müller. Y es que ayer por la tarde falleció Minerva Margarita Villarreal, una destacada poeta mexicana que forjó una amplia trayectoria en el camino de las artes hasta que el cáncer le apagó la vida.

Es autora de obras poéticas como “Tálamo” y “El corazón más secreto”,  “Epigramísticos” y “La condición del cielo”. Fue galardonada con el Premio Aguascalientes de Poesía por su libro “Las maneras del agua”. 

También fue custodia del legado documental y bibliográfico de Alfonso Reyes. Desde 2005 dirigió la Capilla Alfonsina donde se resguardan los documentos históricos.

Minerva Margarita Villarreal es norteña, nació en la tierra cítrica de Montemorelos, en Nuevo León. Y parte de su preparación profesional la realizó en la Universidad Autónoma de la metrópoli regiomontana, la UANL.

Estudió Sociología y Teatro, completó la Maestría en Letras Españolas, también cursó estudios de Desarrollo Comunitario en Israel. Pero su carrera académica continuó en la docencia. Desde 1981 se desempeñó como profesora de tiempo completo en la Facultad de Filosofía y Letras de su alma mater.

Desde el 2018 fue parte del comité asesor de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México. Formó parte de los comités Académico Operativo de la Cátedra Binacional México-Chile Gabriela Mistral desde el 2008 y del Centenario del Natalicio de Raúl Rangel Frías.

Durante su vida fue recurrente la colaboración en periódicos y revistas especializadas, como el Periódico de Poesía de la UNAM, Tierra Adentro y Revista Iberoamericana.

Minerva Margarita Villarreal sigue viva en sus poemas. Este es solo uno de ellos:

 Aparece

Antes del alba sus manos traen el cielo hasta el muro de piedra

y en lecho de madera abro los ojos que no abro

Su hábito solar….su descalzo venir

estando aún dormida con otros ojos vi

Tersa Teresa de las metamorfosis

blanca es rosa su piel….roza casi su rostro

Detrás del respaldo que no hay

ella misma es respaldo:

Cara….brazos….torso….manos….sobre mi cabeza

Inclinada está:

Cúmulo de luz Teresa bajo el velo negro en la tiniebla rémora

sus pies desde otro plano

la vigilia previa de atravesar

el curso de los astros

e irrumpir

Tersa de las meditaciones

En la tierra el espanto:

Más que asombro

mantequilla líquida penetrando

por no sé qué resumidero

el cuerpo:

Seré una alcantarilla en manos de Teresa

una fiebre de oro de las llagas de Cristo

un cielo desprendido del siglo dieciséis

una viuda oscilante….un dominico en ascuas

una familia perseguida

y de cuatro maneras germinará lo plantado:

Agua del pozo

Agua de noria sin anegar el huerto

Agua de río o del arroyo

Lluvia del cielo:

La humanidad de Cristo desnuda tus pupilas

su tórax alanceado aún gotea

Bañémonos Teresa en esta rojedad

En la tierra el espanto

Bañémonos Teresa

El espanto Teresa

Bañémonos Teresa en esta rojedad

Publicidad
Publicidad
Publicidad