21 de mayo 2022

7 de febrero 2017

Economía

Uber: El choque que viene

La empresa enfrenta una demanda colectiva donde se le acusa de incumplir con la aportación del Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón

Por Magenta Staff

COMPARTE ESTA HISTORIA

UBER podría tener un serio “choque” en la Ciudad de México.

La empresa enfrenta una demanda colectiva donde se le acusa de incumplir con la aportación del Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón.

Y aunque se asegura que UBER ya depositó 70 millones de pesos, el destino de ese dinero no es claro.

Cuando UBER llegó a la Ciudad de México en 2015 se enfrentó a la animadversión de los taxistas, quienes cuestionaron su legalidad.

Pero se sentaron a la mesa y UBER aceptó como condición para operar: aportar el 1.5 por ciento de cada viaje en la Ciudad de México al Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón.

Sin embargo, a casi año y medio del registro, poco se sabe de ese Fondo. Ni tampoco se sabe en qué se usarán esos recursos.

Y las autoridades…. se echan la pelotita.

Todo comenzó el 15 de julio de 2015. Ese día el gobierno legalizó la operación de UBER en la Ciudad de México. Ahí la empresa se habría comprometido a pagar el 1.5 por ciento.

El 12 de julio de 2016, a un año de la regulación, UBER confirmó a El Universal que no había realizado ninguna aportación

El 1 de septiembre de 2016, los demandantes solicitaron a la Secretaría de Finanzas (Sefin) y a la Secretaría de Movilidad (Semovi) información sobre el Fondo para el Taxi.

Sin embargo en ninguna dependencia se encontró registro del Fondo, según consta en las respuestas a las solicitudes de transparencia.

Pero la confusión no paró ahí… El 10 de septiembre de 2016 Héctor Serrano, titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi) informó que UBER ya había aportado 70 millones de pesos al Fondo.

Según cita El Universal, Serrano dijo que sería utilizado “en muchas cosas”, Pero no aclaró cuáles

Tres días después, el 13 de septiembre de 2016, la Dirección General del Servicio de Transporte Público Individual, por medio de una solicitud de transparencia, pidió información a la Semovi sobre el Fondo y el depósito.

La Semovi afirmó no tener registro de la creación del Fondo para el Taxi. Ni saber del dinero, así lo demuestran los documentos adjuntados en la demanda.

Y mientras nadie sabía dónde o quién administraba el famoso Fondo, el 4 de noviembre de 2016, UBER anunció que para cubrir el fondo aumentó sus tarifas 1.5% del total del viaje.

Es decir:

Uber dice que ya pagó.

Las autoridades no encuentran el Fondo.

Pero los usuarios ya pagan la diferencia.

Entonces: ¿dónde está el dinero?

Publicidad
Publicidad
Publicidad