16 de mayo 2021

26 de febrero 2021

Economía

Sonora: contra AMLO y la reactivación económica

Pese a que el presidente López Obrador ha dicho que “prohibido prohibir”, en Sonora, los diputados morenistas Miroslava Luján y Filemón Ortega insisten en legislar la ‘Ley Antichatarra’. La ANPEC prevé que el impacto será negativo

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

En Sonora, los diputados locales de Morena insisten en legislar, no solo contra la reactivación económica, sino también contra el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Y es que la Comisión de Salud del Congreso del Estado de Sonora promovió una reforma a la Ley de Salud con la que pretende prohibir la venta a menores de edad de productos y bebidas con alto contenido calórico.

Esto, a pesar de que desde el año pasado, el mandatario federal dejó claro que en su gobierno está #ProhibidoProhibir y que no es a través de la prohibición como se lograrán mejores hábitos de consumo en la población.

Además, está comprobado que en Oaxaca y Tabasco, en donde se aprobaron leyes similares, éstas son letra muerta, pues hasta la fecha siguen sin hacerse valer al no existir leyes secundarias que determinen las sanciones.

La Coparmex también ha denunciado que la llamada ‘Ley Antichatarra’ impone barreras comerciales, significa un golpe a la economía de los pequeños comercios e incentiva la informalidad.

La cereza del pastel, es que, la informalidad será la gran ‘ganona’ de todo esto, su mercado crecerá, comerciando sin control sanitario, sin pago fiscal, sin pago de servicios; con total impunidad”

Comunicado

de la ANPEC

Aun así, los diputados morenistas en Sonora, Miroslava Luján López y Filemón Ortega Quintos insisten en legislar esta prohibición.

Luján López asegura que la pandemia del Covid-19 evidenció la urgente necesidad de poner atención a la nutrición infantil y los hábitos alimenticios para evitar la obesidad como uno de los principales factores de riesgo y aunque reconoció que esta prohibición podría significar un nuevo golpe a las ganancias de los pequeños comercios, defendió su postura.

Ante esta situación, ANPEC emitió un comunicado en el que remarca que la prohibición no es una política positiva, pues lo que se prohíbe, termina por promoverse.

“Sería un acto de miopía e insensibilidad política el no entender el terrible impacto económico que está teniendo la pandemia; los cientos de miles de negocios que se han obligado a cerrar; las fuentes de empleo perdidas y que a diario se pierden y la gran caída del poder adquisitivo que han tenido las familias mexicanas”, detalla el comunicado.

El pequeño comercio en Sonora genera 35 mil autoempleos directos y es el ‘modus vivendi’ de más de 90 mil personas.

El afectar al canal de máxima proximidad, pondrá en jaque también, a centrales de abastos y diversas cadenas de suministro; los consumidores sufrirán de especulación y desabasto, verán más vacíos sus monederos y se someterán a una mayor exposición para comprar sus productos, se remarca en el documento.

“La cereza del pastel, es que, la informalidad será la gran ‘ganona’ de todo esto, su mercado crecerá, comerciando sin control sanitario, sin pago fiscal, sin pago de servicios; con total impunidad, poniendo en mayor riesgo de salud a la población y generando una mayor inseguridad”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad