1 de diciembre 2021

24 de noviembre 2021

Economía

¿Qué significa el nombramiento de Victoria Rodríguez Ceja en Banco de México?

El mercado ha dado fuertes señales de rechazo a la nominación de la actual subsecretaria de Egresos como gobernadora de la Junta de Gobierno del banco central

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la nominación de Victoria Rodríguez Ceja, actual subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda, como gobernadora de Banco de México el mismo día que el INEGI publicó que la inflación anual en la primera quincena de noviembre fue de 7.05 por ciento. El mayor aumento en el nivel de precios en 20 años.

La reacción del mercado fue inmediata. El peso se depreció 1.7 por ciento frente al dólar en los minutos posteriores al anuncio. Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base, advirtió en Twitter que el tipo de cambio podría alcanzar el techo psicológico de 22 pesos por dólar al cierre del año.

El mercado probablemente no esperaba la nominación de alguien con una postura notablemente agresiva frente al fenómeno inflacionario, un halcón monetario. Sin embargo, sí esperaba a un perfil de alto calibre en el funcionamiento del sistema financiero mexicano que garantizara cierto grado de autonomía para el banco central de un país del G-20.

Victoria Rodríguez Ceja, economista por el ITESM y el Colegio de México, ha sido una funcionaria de bajo perfil en esta administración. Desde la Subsecretaría de Egresos  ha supervisado el programa de austeridad fiscal y reorganización del gasto burocrático más agresivo en décadas. Su oficina ha tenido que convivir con la creciente influencia de Palacio Nacional en decisiones técnicas de política fiscal, así como con las desautorizaciones públicas que ha hecho el presidente López Obrador de sus tres secretarios de Hacienda.

El presidente López Obrador argumenta que reconsideró el nombramiento de Arturo Herrera como gobernador de Banco de México para privilegiar el nombramiento de una mujer

En 2018, durante la transición de gobierno, Rodríguez Ceja fue propuesta por Carlos Urzúa para ocupar la Unidad de Política y Control de Presupuesto de la Secretaría de Hacienda. La funcionaria había sido parte del equipo de la Secretaría de Finanzas de la administración de López Obrador en la Ciudad de México. Ante la nominación de Gerardo Esquivel como subgobernador de Banco de México, Rodríguez Ceja fue elevada al cargo de subsecretaria de Egresos.

La llegada de Rodríguez Ceja al puesto más importante de la Junta de Gobierno del Banco de México es un reflejo de la notable reestructuración del órgano colegiado encargado de la política monetaria. El presidente López Obrador ha nominado a cuatro de los cinco miembros de quienes integrarán este cuerpo colegiado. A pesar de ello, Citibanamex señaló en un reporte de análisis que los subgobernadores Jonathan Heath, Gerardo Esquivel y Galia Borja han dado muestras de su independencia.

De acuerdo a algunos críticos, el nombramiento de Rodríguez Ceja podría ser diferente porque toda su carrera ha estado ligada a los gobiernos de López Obrador. Mario Di Constanzo, ex titular de Condusef en el sexenio de Enrique Peña Nieto, argumenta que Rodríguez Ceja no cumple con los requisitos de ley para ser nominada como gobernadora del banco central: “Gozar de reconocida competencia en materia monetaria, así como haber ocupado, por lo menos durante cinco años, cargos de alto nivel en el sistema financiero mexicano, o en las dependencias, organismos o instituciones que ejerzan funciones de autoridad en materia financiera”.

El presidente López Obrador argumenta que reconsideró el nombramiento de Arturo Herrera como gobernador de Banco de México para privilegiar el nombramiento de una mujer.

En caso de ser ratificada por el Senado, Rodríguez Ceja presidirá el órgano de máxima autoridad de política monetaria en un contexto de choques de oferta de alto impacto inflacionario, disrupción e incertidumbre en las cadenas de suministro, así como de inminente normalización de la política monetaria de Estados Unidos, uno de los factores de mayor ascendencia en la estabilidad financiera de México.

La Junta de Gobierno de Banco de México ha expresado un consenso casi unánime en que los aumentos graduales de la tasa de interés de referencia son necesarios para contener la creciente inflación. El subgobernador Esquivel se ha convertido en el usual voto de disenso. Sostiene que la inflación es un fenómeno temporal causado por choques de oferta, no de demanda.

Ésta es la conversación en la que tendrá que posicionarse Rodríguez Ceja.

Publicidad
Publicidad
Publicidad