30 de noviembre 2021

25 de febrero 2021

Economía

¿Qué implica la salida de JP Morgan?

El banco de inversión pone de relieve la narrativa que rodea a la economía mexicana: en los hechos, la administración de Andrés Manuel López Obrador está poniendo fin a las expectativas del Mexican Moment y de las reformas estructurales promulgadas por Enrique Peña Nieto

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El INEGI ratificó que el PIB de México se contrajo 8.5 por ciento el año pasado, equivalente a una pérdida de 822 mil 513 millones de pesos en el valor constante de la actividad económica. El dato se publicó justo un día después que JP Morgan Chase & Co. anunciara su retiro de la banca privada, lo que pone de relieve el deterioro del clima de inversión que vive el país.

¿Por qué importa?

  • Además de la caída del PIB (por segundo año consecutivo), a raíz de la pandemia, la creciente desconfianza de los inversores se ha centrado en los recientes cambios de política implementados por el gobierno de la 4T.
  • Entre los más sonados está la iniciativa de reformar la Ley de la Industria Eléctrica, que según especialistas ha elevado la percepción de riesgo en el país y de aprobarse, iría en detrimento de la recuperación económica, al bloquear la transición a energías limpias, más baratas y la consecuente transgresión de tratados internacionales.
  • Esto se agrega a la reiterada postura del presidente Andrés Manuel López Obrador de rescatar a las empresas públicas, como la CFE y Pemex, dando marcha atrás a las reformas estructurales promulgadas por Enrique Peña Nieto.

El riesgo país:

La prima de riesgo país en relación a Alemania, un referente común para la elaboración de estas mediciones, pasó de 563 puntos base a 656 puntos base entre el 15 de febrero y el 24 de febrero. El movimiento coincide con la aprobación de la reforma eléctrica promovida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y con un sentimiento creciente de aversión al riesgo generalizado entre los inversionistas globales.

(México) Era uno de los mercados en donde te podías refugiar, era el más desarrollado de los emergentes, hoy en día no es así”

Nur Cristiani

Directora del departamento de Análisis de Renta Variable y Estrategia para México en JP Morgan

El contexto:

  • En agosto del año pasado, JP Morgan había advertido que, como consecuencia de las actuales políticas públicas y la crisis económica, México había dejado de ser un ‘paraíso’ para invertir entre los mercados emergentes.
  • “Era uno de los mercados en donde te podías refugiar, era el más desarrollado de los emergentes, hoy en día no es así. Por el tamaño como por las condiciones e idiosincrasia del mercado, y las condiciones económicas y políticas del país, nos hemos vuelto un mercado emergente más”, dijo en su momento Nur Cristiani, directora del departamento de Análisis de Renta Variable y Estrategia para México en JP Morgan.

Los detalles:

  • De acuerdo con Bloomberg, una de las razones por las que la compañía estadounidense decidió salir de México es porque las familias adineradas en algunas de las economías más grandes de Latinoamérica han optado por mover su dinero a bancos globales.
  • “En México, las políticas populistas del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluida una represión fiscal, han empujado a algunas familias a transferir más riqueza al exterior. Las cuentas extraterritoriales representan la mayor parte del negocio de banca privada de JP Morgan en México”, refirió una fuente a Bloomberg.
  • De hecho, dicho movimiento está vinculado al que recientemente hizo JP Morgan el verano pasado en Brasil, al cerrar su negocio de banca privada local y referir a sus clientes brasileños patrimoniales al Banco Bradesco SA.
  • En el caso de México, los negocios locales serán transferidos a BBVA, además de que los clientes de la firma neoyorquina seguirán contando los servicios bancarios a través de su plataforma (banca de inversión, comercio y servicios de tesorería).
Publicidad
Publicidad
Publicidad