1 de diciembre 2021

29 de octubre 2021

Economía

¿Por qué se frenó la recuperación?

La economía mexicana se contrajo 0.2 por ciento en el tercer trimestre del 2021 en relación a los tres meses previos, de acuerdo al dato más reciente del PIB publicado por el Inegi

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

De acuerdo con la estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la economía mexicana se contrajo 0.2 por ciento en el tercer trimestre del 2021, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

¿Por qué importa?

De esta manera, se interrumpió la racha de un año en la que el Producto Interno Bruto (PIB) sumaba cuatro trimestres consecutivos con ganancias, desde que sufrió un desplome histórico trimestral de 17.3% en el periodo abril-junio de 2020.

El contexto:

Pese a la tercera ola de contagios por Covid-19, los pronósticos para la economía en México eran ligeramente alentadores. Tan es así, que en la comparación anual, el PIB subió 4.5% y en los primeros nueve meses de 2021, el índice creció 6.4% frente al mismo periodo del año anterior.

Los detalles:

  • Sin embargo, en julio, el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) -una especie de PIB mensual- ya había dado un aviso, al avanzar solo 0.1%, misma situación que se vivió en agosto, con una caída de 1.6%.
  • Las principales causas para este freno en la economía mexicana se deben en mayor medida a la escasez de semiconductores y los cuellos de botella en la cadena de suministro, provocada por una menor expansión económica su principal socio comercial, Estados Unidos.
  • De acuerdo con analistas, las exportaciones -considerada uno de los motores de la economía- volvieron a sufrir una desaceleración, principalmente en el ramo automotriz, donde plantas como General Motors, Volkswagen y Honda han sufrido paros técnicos ante el desabasto de semiconductores.
  • Los próximos dos meses serán la ‘prueba de fuego’ para saber si se cumple o no el pronóstico de un rebote del 6.3% de Hacienda, pues los gobiernos estatales han relajado sus restricciones por la pandemia para dar pie a dos eventos que impulsarían el consumo interno: El Buen Fin y las ventas de fin de año.
  • Por sectores, el primario (el cual engloba actividades de agricultura y ganadería), el PIB se incrementó un 0.7%, misma cifra registrada en el sector secundario (relativo a la industria). En tanto, el terciario (el cual tiene que ver con los servicios y el turismo) se contrajo un 0.6%
Publicidad
Publicidad
Publicidad