27 de enero 2022

21 de diciembre 2021

Economía

¿Por qué Aeroméxico no despega?

La debacle financiera de Aeroméxico no se va a resolver con financiamiento público. En Palacio Nacional identifican a los principales directivos y accionistas de la aerolínea como parte del proyecto antagonista a la 4T

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Invictus Global Management, uno de los acreedores de Aeroméxico, se opuso al plan de reestructuración anunciado por la aerolínea mexicana -y el cual ya tomó más tiempo del previsto– al denunciar que la propuesta beneficiaría de manera deliberada a las empresas Apollo y Delta.

¿Por qué importa?

  • La debacle financiera de Aeroméxico no se va a resolver con financiamiento público. En Palacio Nacional identifican a los principales directivos y accionistas de la aerolínea como parte del proyecto antagonista a la 4T.
  • De acuerdo con Mario Maldonado, columnista de El Universal, el management de la compañía está encabezado por Javier Arriguanaga, presidente del Consejo y ex director del Fobaproa y pariente del ex presidente Felipe Calderón.
  • También incluye al director general Andrés Conesa, quien es sobrino del ex candidato presidencial, Francisco Labastida, lo cual explica por qué el gobierno federal no destinó ni un solo peso para el rescate financiero de la aerolínea.
  • Entre los accionistas mayoritarios se encuentran los ex dueños de Banamex, Roberto Hernández y Alfredo Harp Helú, además del actual presidente del Consejo de CitiBanamex, Valentín Diez Morodo. La lista incluye a Eduardo Tricio Haro y su familia (dueños de Lala), Antonio Cosío Pando y Jorge Esteve.

El contexto:

  • Desde el pasado 30 de junio de 2020, la aerolínea que es administrada por Grupo Aeroméxico se sometió a un proceso de reestructuración de 5 mil millones de dólares con base en el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos a fin de solventar la onerosa carga de deuda.
  • La compañía llegó a un acuerdo preliminar con la firma de private equity, Apollo Global Management, para acceder a financiamiento de emergencia por mil millones de dólares, con lo que se convertiría en su mayor accionista (22.38%).

Los detalles:

  • La agencia Reuters confirmó que Cindy Chen Delano, socia de Invictus, envió una carta dirigida tanto a Delta Air Lines, APollo y a William K. Harrington, administrador de la Región 1 y 2 en Estados Unidos para procesos de quiebra, en la que exponía su inconformidad por el plan de salida de Aeroméxico.
  • “Debe primar la veracidad sobre los actos y decisiones que podrían colocarte en la posición de ganar cientos de millones de dólares a expensas de otras partes interesadas, incluidos los muchos que pueden quedar arruinados económicamente con el plan preferido por Delta y Apollo.
  • “Esta reestructuración podría estar al borde de convertirse en un litigio prolongado porque el valor no se distribuye actualmente de una manera legal consistente con décadas de precedentes de (juicios) de quiebras bien establecidos… Creemos que el valor que reciben los acreedores protegidos y los inversores externos es excesivo y socava una salida consensuada”, se leía en la misiva.
  • Acorde a lo reportado por Mario Maldonado, a finales de noviembre de este año, los principales accionistas de Aeroméxico procedieron a vender sus acciones en dos casas de bolsa, presumiblemente por contar con información privilegiada acerca del aviso de dilución de todos los tenedores, con el fin de salir de la reestructura.
  • La semana pasada, la aerolínea mexicana anunció que un tercero realizaría una Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones, con lo cual se ofrecería un centavo de peso por acción perteneciente a tenedores minoritarios y principales (sin incluir a Delta). Este lunes, las acciones de Aeroméxico se dispararon más del 17% en la Bolsa Mexicana de Valores.
Publicidad
Publicidad
Publicidad