16 de septiembre 2021

20 de agosto 2021

Economía

Las siete vidas de la CTM

En el primer ejercicio de democracia sindical post T-MEC, los trabajadores de la armadora de General Motors en Silao votaron en contra de la CTM. Pero el poderoso sindicato podría simplemente cambiar de cara.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?
La mayoría de los trabajadores de la planta de General Motors en Silao votaron en contra de continuar con el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) firmado por el sindicato “Miguel Trujillo López”, afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM). Y aunque con este resultado se dio por terminado el CCT, la CTM ya había anunciado que buscaría firmar un nuevo contrato con los trabajadores. 

¿Por qué es importante?
Es el primer ejercicio de democracia sindical realizado bajo los estatutos del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual obligó a las naciones participantes a establecer procesos más rigurosos que garanticen el libre voto de los trabajadores. De las tres naciones participantes, solo México se ha caracterizado históricamente por no tener elecciones sindicales transparentes.

Detalles:

  • La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó que 3 mil 214 trabajadores votaron por el “No”, 2 mil 623 por el “Sí”, mientras que se contaron 39 votos nulos. “Con ello, se da por terminado el contrato colectivo de la planta”, agregó en un comunicado. 
  • Los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales, aclaró la dependencia federal.
  • De acuerdo con la STPS, el proceso estuvo observado “en todo momento” por personal de la secretaría, observadores del Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
  • Los integrantes de Generando Movimiento de General Motors -organización sindical opositora a la CTM- se habían mostrado confiados en que el resultado de la votación quitaría de la titularidad del CCT o al sindicato “Miguel Trujillo López”, liderado Tereso Medina y afiliado a la CTM.
  • Por su parte, el sindicato “Miguel Trujillo Gómez” había advertido que buscaría firmar un nuevo contrato con los trabajadores. 
  • “En el supuesto caso de que eso se diera (la negativa al contrato colectivo), cualquier sindicato podrá hacer labor para firmar un nuevo contrato colectivo de trabajo que llene las aspiraciones, incluyendo el sindicato que está en este momento (el sindicato Manuel Trujillo López), nada le impide pedirlo”, dijo Hugo Varela, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Guanajuato, el pasado 17 de agosto. 
  • Según refiere Felipe Gazcón en El Financiero, la organización podría mantener la representación de más de 6 mil trabajadores de la planta de GM en SIlao dado que cinco de las seis planillas que aspirarían a representar la titularidad de un nuevo CCT son de integrantes del actual sindicato Miguel Trujillo López.
  • En conferencia de prensa, Carlos Ignacio Martínez Márquez, miembro de la coordinación de Generando Movimiento, explicó que únicamente hubo una planilla en las urnas donde hay simpatizantes de ellos que buscarían la titularidad del CCT en caso de ganar el ‘No’ a la representación del sindicato de la CTM.
  • “Hay un riesgo inminente de que gane una planilla de empleados que pertenecen a CTM y de que quede todo igual”, reconoció. 
  • Martínez Márquez dijo que Generando Movimiento no buscaría la titularidad del CCT pero señaló que existe otra planilla con simpatizantes que buscarían la titularidad del CCT. “Incluso, ya hay un registro de un sindicato, pero no se ha destapado porque no queremos que haya represalias para los compañeros”, indicó el líder sindical.

Contexto:

  • El T-MEC estipula que todos los sindicatos donde haya inversiones de las naciones participantes deberán renovar sus dirigencias de forma democrática para 2023. 
  • Por primera vez el Instituto Nacional Electoral actuó como observador en un proceso de legitimación sindical. “Es una función nunca vista del instituto, que inaugura las nuevas tareas como garante de la democracia y participante en la Junta de Gobierno del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral”, expresó Lorenzo Córdova, presidente del INE, antes de que realizara la votación.
  • El proceso estuvo marcado por intentos de bloquear y aplazar la votación, así como por acusaciones de intimidación para orientar el sentido del voto de los trabajadores. 
  • Héctor de la Cueva, coordinador de investigación del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), denunció que miembros del sindicato ‘Miguel Trujillo López’ intimidaron a los empleados al decirles que si votaban por el “No” la automotriz se llevará su planta, y que incluso han ofrecido dinero para comprar el voto por el “Sí”.
  • Asimismo, la dirigencia del sindicato “Miguel Trujillo López” solicitó aplazar la votación debido al incremento en los contagio de covid-19, sin éxito.
Publicidad
Publicidad
Publicidad