18 de octubre 2021

13 de octubre 2021

Economía

La élite latinoamericana prefiere Miami

La renovada fuga de capitales de países latinoamericanos hacia el mercado inmobiliario de Estados Unidos pone -nuevamente- el foco de atención en las fortunas de las élites regionales y la manera en que estas son operadas lejos de sus lugares de origen y de las autoridades tributarias.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

Cambios políticos, incertidumbre económica y la nueva vida de trabajo para muchos a raíz de la pandemia, ha provocado una oleada de latinoamericanos acaudalados a la ciudad de Miami, Florida. 

Destino tradicional para las élites de la región, Miami vive un nuevo boom, en gran parte impulsado por su boyante mercado inmobiliario, combinado con la inestabilidad político-económica que se percibe en gran parte del hemisferio. 

Según reporta el diario El País, la salida de capitales de Latinoamérica ha quedado evidenciada por la depreciación de algunas monedas nacionales en el último año, la salida de varios bancos de inversión y el aumento en las solicitudes de aperturas de cuentas bancarias en el extranjero. 

Para muchos, refiere el medio español, la mejor manera de sacar su capital es invirtiéndolo en una propiedad. Y qué mejor que el estado de Florida, donde el 34 por ciento de los compradores extranjeros provienen de países en América Latina, de acuerdo con la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés).

En el Waldorf Astoria, reconocido edificio de superlujo de 100 pisos de altura, el 16 por ciento de las compras en el último año han sido realizadas por mexicanos. Y, de acuerdo con El País, la tendencia es similar entre clientes de amplia cartera radicados en Chile y Colombia, donde la inestabilidad social sirve como prospecto de cambios políticos radicales en el futuro cercano. 

– –  –

La renovada fuga de capitales de países latinoamericanos hacia el mercado inmobiliario de Estados Unidos pone -nuevamente- el foco de atención en las fortunas de las élites regionales y la manera en que estas son operadas lejos de sus lugares de origen y de las autoritarias tributarias. 

A principios de octubre, el mega reportaje realizado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigacion, mejor conocido como los Pandora Papers, puso en evidencia que -de Latinoamérica- tres jefes de Estado en funciones y 11 expresidentes mantenían activos financieros en cuentas offshore que -por lo general- les han permitido evitar el pago de impuestos en sus países de residencia. 

En otros casos, estos esquemas financieros han servido para ocultar fondos obtenidos a través de la corrupción o de otras actividades ilícitas.

De México aparecieron los nombres de más de 3 mil ciudadanos, entre ellos algunos de los mexicanos más ricos, así como políticos, funcionarios y ex funcionarios de gobierno.

– – – 

Pero hay un elemento adicional que también prende las alarmas. Un reporte publicado este agosto por la organización Integridad Financiera Global, arrojó luz a la falta de controles en el sistema financiero estadounidense que han convertido a las bienes raíces de ese país en el destino predilecto de las actividades ilícitas de múltiples países, pero sobre todo de México. 

Basados en un análisis de 56 casos de lavado de dinero reportados entre 2015 y 2020, los investigadores de GFI descubrieron que en los últimos cinco años 

al menos 2 mil 300 millones de dólares habían sido lavados en el mercado inmobiliario de Estados Unidos.  

Entre los principales países de origen de los 2 mil 300 millones de dólares se encuentran México, Guatemala y Venezuela. 

Y en Miami, pese a ser una de las localidades en Estados Unidos que cuentan con controles inmobiliarios comparativamente más rígidos, no queda exento de presentar casos de presunto lavado de dinero a través de su sector inmobiliario. 

Así que, mientras las condiciones políticas en de la región incentivan la salida de capitales -de procedencia lícita e ilícita-, las condiciones legales en Estados Unidos -y en particular en Miami- la convierten en el destino predilecto de las grandes fortunas hechas en Latinoamérica.

Publicidad
Publicidad
Publicidad