18 de octubre 2021

7 de octubre 2021

Economía

La advertencia de Moody’s

De ser aprobada, la reforma eléctrica traería como consecuencia un impacto negativo para fines crediticios en el sector, alerta Moody’s. Además, desalentaría la inversión de privados y provocaría una cascada de disputas legales internacionales

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Si la reforma eléctrica de AMLO se aprueba en el Congreso, esto traerá como consecuencia un impacto negativo en el sector energético al desalentar la inversión privada, disminuir la transparencia, frenar la energía renovable y hasta provocar aumentos en el costo de energía, advirtió la calificadora Moody’s.

¿Por qué importa?

Esta iniciativa de corte nacionalista es considerada un cambio radical para la estructura económica del país, pues apuesta al regreso del poder de mercado de la CFE. Inclusive, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ya advirtió que podrían ponerse en riesgo 44 mil millones de dólares de inversiones en el sector.

El contexto:

El pasado 30 de septiembre, AMLO envió la iniciativa a la Cámara de Diputados para reformar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución. El anuncio fue presentado por el nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López, figura convertida en el principal operador político del mandatario federal, lo cual anticipa la alta prioridad de la iniciativa para la 4T, en su segunda mitad de sexenio.

Los detalles:

  • En lo que calificó como un tercer intento del gobierno de AMLO de querer modificar la forma en que opera el mercado eléctrico en México, Moody’s expresó por las terribles consecuencias que tendría en el sector, sobre todo, en el ‘verde’.
  • “La iniciativa es negativa para fines crediticios para el sector eléctrico mexicano porque disminuiría su transparencia operativa, disuadir la inversión privada en generación, desincentivar la generación de renovables y probablemente aumenten el costo total de la electricidad”, expresó la agencia en un comunicado.
  • Además, puso como especial énfasis el error que significaría desaparecer a los dos reguladores energéticos independientes, como lo es la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
  • “La existencia de estos reguladores es un elemento clave en el desarrollo de la energía de México. El sector, proporcionando seguridad y estabilidad entre los participantes del mercado. La eliminación de CNH y CRE minarían la confianza de los inversores porque debilitarían la transparencia y marco institucional”, añadió la calificadora.
  • Aunque se mantienen optimistas, dado que en 2019 la Suprema Corte dictaminó como inconstitucionales los cambios en las políticas energéticas, Moody’s agregó que de ser aprobada, la propuesta probablemente “desencadenaría disputas legales internacionales, afectaría competitividad de la inversión extranjera y se apartan de las prácticas regulatorias acordadas”.
Publicidad
Publicidad
Publicidad