27 de enero 2022

13 de enero 2022

Economía

¿Cuál es el papel del gobierno en la venta de Citibanamex?

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, sostiene que el gobierno será imparcial, pero que se tendrá que asegurar que se cumplan ciertas condiciones de competencia y riesgo sistémico

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, sostiene que el gobierno federal será imparcial, pero que se tendrá que asegurar que se cumplan ciertas condiciones de competencia y riesgo sistémico en la venta de Citibanamex.

¿Por qué importa?

Aunque en el discurso, el gobierno de la 4T ha dejado entrever que asumirá una postura de no intervención, lo cierto es que la autoridad fiscal está sujeta a un papel preponderante en la aprobación de la venta del tercer banco con el mayor número de activos en el país.

El contexto:

  • Citi, el cuarto jugador más importante del mercado mexicano, anunció este martes que se retira de la banca de consumo en el país, como parte de una estrategia global implementada por la nueva CEO del grupo financiero, Jane Fraser.
  • De acuerdo a analistas consultados por Bloomberg, Banco Azteca, el banco español Santander, Inbursa, cuyo propietario es Carlos Slim, Banorte, de la familia Hank, están en posición de realizar una oferta por el negocio de banca de consumo de Citibanamex.

Los detalles:

  • En entrevista con Bloomberg, Rogelio Ramírez de la O aseguró que la Secretaría de Hacienda a su cargo estará pendiente de que la venta del negocio de banca de consumo de Citibanamex no termine en una concentración monopólica del mercado bancario.
  • “No es la primera vez que esto sucede, que una entidad que quiere hacer una venta tiene que reducir parte de la venta, o adaptarla, o ajustarla, para que quepa dentro de la regulación.
  • “Es muy prematuro para mí decir cualquier cosa sobre eso, pero es un tema que vamos a estar muy pendientes en el gobierno”, aseguró Ramírez de la O en entrevista telefónica con la agencia Bloomberg.
  • Ramírez de la O agregó que el proceso de salida de Citi del mercado mexicano será lento, hasta cumplir al pie de la letra con la regulación y enfatizó que ésta no está relacionada con la economía del país, sino todo lo contrario, pues el grupo financiero ha dejado claro que invertirá en la banca corporativa.
  • “Tenemos que ser muy rigurosos en el proceso de ver que su salida cumple con todos los requisitos que tiene la regulación mexicana y las leyes fiscales.
  • “No tiene ningún motivo que tenga que ver con la economía mexicana, o desempeño, o con el futuro, porque ellos mismos en banca corporativa van a tener más inversiones”, puntualizó el funcionario federal.

Tenemos que ser muy rigurosos en el proceso de ver que su salida cumple con todos los requisitos que tiene la regulación mexicana y las leyes fiscales”

Rogelio Ramírez de la O

Secretario de Hacienda
  • De acuerdo a la Secretaría de Hacienda, Jane Fraser visitó México en agosto de 2021 para comunicar personalmente al gobierno federal la decisión de retirarse del mercado mexicano.
  • Tres meses después, el presidente Andrés Manuel López Obrador comió con tres empresarios que controlan instituciones financieras que están en posición de comprar este negocio: Carlos Slim (Inbursa), Ricardo Salinas Pliego (Banco Azteca) y Carlos Hank (Banorte).
  • Hasta el momento, el único actor que ha hecho explícita la intención de esta posibilidad es Salinas Pliego: “Le he pedido a mi equipo analizar la conveniencia de adquirir Citibanamex”, dijo a través de Twitter.
  • Analistas consultados por Reuters no descartan la posibilidad de que agentes extranjeros quieran participar de la compra de Citibanamex, como es el caso del banco brasileño Itaú o el prestamista en línea Nubank (con sede también en Brasil), así como el canadiense Scotiabank.
  • Sin embargo, afirmaron que es probable que el gobierno prefiera un comprador que no incremente el poder de mercado de los principales bancos del país, como el español BBVA, que actualmente posee más de una quinta parte del espectro.
  • “Para un banco internacional que solo busca ingresar al mercado (mexicano), ganaría el 10% de la participación solo con la compra. Ese es un gran comienzo. Para un banco que ya está establecido en México, eso puede ser difícil de justificar ante los reguladores”, indicó a Reuters Carlos Alberto González, director de análisis y estrategia bursátil de Monex.

Publicidad
Publicidad
Publicidad