FACEBOOK

VISTAS
01 de Agosto del 2018

TLCAN: Cada vez más cerca

“Buenas noticias saldrán de Washington en los próximos días”, dice Juan Carlos Baker, el segundo al mando en el equipo mexicano de renegociación del TLCAN

En palabras de Juan Carlos Baker, el segundo al mando en el equipo técnico mexicano que está renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “buenas noticias saldrán de Washington en los próximos días”.

La declaración, reportada por la agencia Reuters, ocurre un día después de que Bloomberg publicó que México y Estados Unidos estarían cerca de llegar a un acuerdo en lo que concierne a la parte automotriz del tratado. “Hay optimismo”, aseguró Baker, quien es subsecretario de Economía y se encuentra en una gira de política comercial en Ginebra, Suiza.

 “Yo diría que nos hemos dado cuenta de que existen las condiciones para obtener un acuerdo en el TLCAN”, aseguró el funcionario mexicano. El tono optimista de Baker no es unilateral. Días antes, Wilbur Ross, el secretario de Comercio de Estados Unidos, dijo en una entrevista de televisión que la renegociación podría cerrarse en agosto.

 En ese sentido, Jesús Seade, quién estará a cargo de la renegociación del TLCAN cuando Andrés Manuel López Obrador asuma el poder, declaró en una entrevista con un canal de televisión franco canadiense que el Congreso mexicano podría estar listo para ratificar el nuevo texto del tratado comercial a mediados de noviembre. Ésta fue la primera vez en la que un miembro del equipo del virtual presidente electo de México acudió a una ronda de negociaciones, que en esta ocasión solo contó con la asistencia de los equipos de México y de Estados Unidos.

 Este jueves, Ildefonso Guajardo, el secretario de Economía, se reunirá en Washington con Robert Lighthizer, el Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés).

 Las filtraciones del proceso de negociación sugieren que los temas en disputa siguen siendo las reglas de contenido de origen en el sector automotriz, los mecanismos de resolución de controversias y la cláusula sunset, que estipula una renegociación obligatoria del tratado cada cinco años.