FACEBOOK

VISTAS
09 de Enero del 2020

¿Qué se pierde con la cancelación del Seguro Popular?

El programa de salud emblema del Estado mexicano tenía 53.5 millones de afiliados. En cambio, el Insabi, que pretende sustituir al Seguro Popular, todavía no cuenta con reglas de operación ni de financiamiento.
El 1 de enero de 2020 arrancó oficialmente el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), programa de la 4ta Transformación que pretende sustituir al Seguro Popular, pero que todavía no cuenta con reglas de operación ni de financiamiento. Pese a que el proyecto fue anunciado como “gratuito” por el gobierno federal, muchas personas que no cuentan con seguro social y eran beneficiadas con el Seguro Popular, reportan que en los últimos días han tenido que pagar por atención médica en hospitales federales. En 2004, el gobierno de Vicente Fox echó andar el Seguro Popular para aquellos sectores marginados que no estaban afiliados al IMSS, logrando beneficiar hasta el año pasado a alrededor de 53.5 millones de personas. Además, garantizó costear los tratamientos a aquellos pacientes de enfermedades consideradas “catastróficas” como cáncer o VIH. Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, se prometió un cambio en la estructura de salud pública y se pensó en la creación del Insabi como mejora al Seguro Popular, cuyos afiliados pasarán de manera automática al nuevo sistema de atención, aunque aún se mantenga en incertidumbre y legisladores como Mario Delgado de Morena pidan paciencia para llevar a cabo un cambio paulatino.