FACEBOOK

VISTAS
29 de Enero del 2019

Recortan calificación a Pemex

Fitch Ratings confirmó el escenario de reducción a la calificación de Pemex, debido al deterioro de su perfil financiero y un modelo de negocios que no convence. Los bonos están al borde del grado especulativo y podrían contaminar a otros activos mexicanos
La calificación de la deuda de Pemex por parte de Fitch Ratings pasó de “BBB+” a “BBB”, lo que tendría un efecto negativo sobre la percepción de riesgo soberano de México. Lo anterior debido a que cerca del 8.5 por ciento del total de ingresos del sector público provienen de la paraestatal, y esa cifra se coloca en 19 por ciento si se consideran las transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de contratistas y asignatarios por explotación de hidrocarburos. El mercado mostró nerviosismo asociado a la estabilidad de la calificación crediticia de Pemex en el mediano plazo, debido a que el gobierno anunció un plan para mejorar la producción de la empresa, a través de una disminución de la carga tributaria que liberaría cerca de 11 mil millones de pesos al año para ser destinados a inversión productiva. En adición, la tasa de bonos emitidos por Pemex con vencimiento en marzo de 2027 subió 18.5 puntos base, a 7 por ciento. Fitch Ratings mantuvo la perspectiva en negativo, lo que podría implicar una nueva revisión a la baja. El significado de las calificaciones “BBB” refleja un moderado riesgo de incumplimiento, explicó Fitch Ratings en un comunicado. Los factores que fueron tomados en cuenta para bajar el grado a la nota de Pemex fueron las transferencias de la empresa al gobierno, que se mantienen altas en relación al flujo de efectivo; además del moderado respaldo del gobierno a la petrolera mexicana.