FACEBOOK

VISTAS
03 de Junio del 2020

México perderá grado de inversión en 2021: Bank of America

México podría enfrentar una salida de capitales por 44.3 mil millones de dólares, cerca de la mitad de los títulos en poder de inversionistas globales.
La inmovilidad ha sido la constante de la política fiscal del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Apegarse al status quo podría tener un costo muy alto: perder el grado de inversión, agravar la recesión y elevar considerablemente el nivel de deuda pública como porcentaje del PIB. JP Morgan y Bank of America comparten la conclusión de que es altamente probable que la calificación crediticia de los bonos soberanos mexicanos será rebajada a un escalón de grado especulativo en los próximos doce a dieciocho meses. Si eso sucede, México podría enfrentar una salida de capitales por 44.3 mil millones de dólares, cerca de la mitad de los títulos en poder de inversionistas globales, de acuerdo a un análisis elaborado por JP Morgan. El entorno económico de la 4T está condicionado por una paradoja: la incoherencia entre una agresiva austeridad fiscal, que limita el crecimiento, y la prioridad de transferir recursos significativos a proyectos de infraestructura con un retorno de inversión cuestionable, según estima Bank of America. La naturaleza errática en la toma de decisiones de política económica y el deterioro del clima de negocios del país representan una carga adicional para una economía que desciende rápidamente hacia la peor recesión en décadas. Bank of America proyecta una contracción del 10 por ciento del PIB para 2020. Para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, este contexto no es lo suficientemente dramático como para cambiar el rumbo de la política fiscal. Los bancos de inversión destacan que el espiral negativo de la economía está reforzado por la falta de una respuesta de la Secretaría de Hacienda para estimular la demanda agregada y evitar una crisis de liquidez en negocios solventes. Bank of America resalta que la coyuntura del Covid-19 volvió prácticamente imposible una reforma fiscal para ampliar la recaudación. El título del reporte resume el punto de vista: “Los problemas fiscales estructurales de México o por qué es probable que pierda el grado de inversión”. La semana pasada, José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, argumentó en un foro institucional que México está condenado a tener un Estado chico si no asume reformas drásticas para mejorar su capacidad tributaria. Por otro lado, Bank of America proyecta que el nivel de deuda pública como porcentaje del PIB crecerá más de 10 puntos debido a la contracción de la economía, rebasando la barrera psicológica de 60 por ciento.