FACEBOOK

VISTAS
05 de Junio del 2019

México, a dos escalones de ser bono basura

Fitch redujo la calificación de deuda soberana de México de “BBB+” a “BBB”, apenas dos niveles encima del grado especulativo. Asimismo, Moody’s bajó la perspectiva de calificación (A3) de estable a negativa
Se filtró la noticia de que el canciller, Marcelo Ebrard, y la delegación mexicana que lo acompañó a Washington no pudo disuadir a la administración de Donald Trump de implementar un arancel de 5 por ciento a todas las exportaciones de México durante la primer ronda de negociación con el gobierno de Donald Trump. La calificadora Fitch rebajó la calificación crediticia de la deuda soberana de México de “BBB+” a “BBB”, dos escalones por encima de la frontera entre el grado de inversión y el grado especulativo. Moody’s comunicó que la perspectiva de calificación de deuda de los bonos soberanos de México (A3) se cambió a negativa, desde estable. Todo sucedió en un lapso de media hora. El tipo de cambio reaccionó violentamente. En cuestión de minutos pasó de cotizar en 19.56 pesos por dólar a 19.83 pesos por dólar. Las calificadoras coincidieron en que sus decisiones se fundamentaron con base en el creciente riesgo para las finanzas públicas que significa el deterioro de Pemex, la persistente desaceleración de la economía y las evidentes tensiones comerciales con Estados Unidos, el mercado del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas. Además, Moody’s agregó que la errática política energética de la administración de Andrés Manuel López Obrador y la incertidumbre que han generado sus decisiones de política pública han derivado en un ambiente de desconfianza para la inversión. Fitch centró su decisión en Pemex. “Los diferenciales de la deuda de Pemex sobre la deuda soberana aumentaron sustancialmente en el primer trimestre de 2019, lo que llevó al gobierno a aumentar el apoyo”, puede leerse en el comunicado donde publicaron su decisión. “El costo fiscal de ese apoyo hasta la fecha representa 0.2 por ciento del PIB en inyecciones de capital y menores impuestos efectivos, pero a juicio de Fitch no son suficientes para brindar una solución a largo plazo o evitar un deterioro continuo en el perfil crediticio de Pemex”, agregó. Sin embargo, el consenso de analistas considera que el factor que incidió en mayor medida en el cambio de perspectiva de Moody’s y en la rebaja de calificación de Fitch fue el tema comercial. Un documento de la firma de consultoría mexicana SAI Economía & Derecho proyecta que el costo por los aranceles que la administración de Donald Trump amenaza con imponer sería de hasta 37.5 mil millones de dólares.