FACEBOOK

VISTAS
26 de Agosto del 2020

La economía mexicana se derrumbó en el segundo trimestre

El producto interno bruto presentó una caída de 17.1 por ciento en términos reales en en el periodo de abril a junio de 2020 en relación al trimestre anterior. La variación respecto al mismo periodo de 2019 fue de -18.7 por ciento, con cifras desestacionalizadas.
El INEGI confirmó lo que era ampliamente esperado por el consenso de analistas: la economía se desplomó en el segundo trimestre. Tocó fondo. El producto interno bruto presentó una caída de 17.1 por ciento en términos reales en en el periodo de abril a junio de 2020 en relación al trimestre anterior. La variación respecto al mismo periodo de 2019 fue de -18.7 por ciento, con cifras desestacionalizadas. La debacle se explica en mayor medida por el paro económico derivado de las medidas de contingencia implementadas para mitigar la propagación del SARS CoV-2. Sin embargo, México registra su quinta caída trimestral consecutiva del PIB a precios de mercado. El colapso comenzó a gestarse antes de la emergencia sanitaria, particularmente en el sector industrial, que presentó un retroceso de 25.7 por ciento en el segundo trimestre de 2020 en relación al mismo periodo del año anterior. Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, estima que la recuperación del PIB a niveles previos a la recesión podría tardar de seis a once años, o cuatro años en un escenario muy favorable. Proyecta, además una contracción promedio anual del PIB de 9.5 por ciento al cierre del 2020, la caída más fuerte desde la Gran Depresión. El colapso del PIB en el segundo trimestre de 2020 en términos anuales (-18.7 por ciento) es de una magnitud de más del doble que la caída del segundo trimestre de 2009 durante la Gran Recesión (-7.7 por ciento) y del segundo trimestre de 1995, posterior al llamado error de diciembre (-8.6 por ciento). En términos anualizados, utilizando los lineamientos del Buró Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos, la caída del PIB en México fue de 52.66 por ciento, una cifra comparable a la caída de 32.9 por ciento del PIB de Estados Unidos en el mismo periodo.