FACEBOOK

VISTAS
11 de Abril del 2019

Una mezcla peligrosa

La llegada de Tomás Boy a Chivas tiene muchos ingredientes para ser un fracaso debido a la personalidad del entrenador y de la directiva en general
La llegada de Tomás Boy a Chivas tiene todos los elementos para ser un fracaso. Y es que un técnico polémico y una institución sin pies ni cabeza nos da como resultado una mezcla peligrosa. Para empezar, “El Jefe” no dirigía desde hace 2 años, cuando también le dieron la oportunidad en un equipo grande, el Cruz Azul. Tras un año al frente, en donde abarcaron tres torneos de malos resultados, sin haber disputado una Liguilla, Tomás renunció a “La Máquina” en pleno Apertura 2016. Otro ingrediente son los cero títulos conseguidos como entrenador, algo que no concuerda en una institución donde no conocen la paciencia. Tan sólo en la “Era Jorge Vergara”, del 2002 a la fecha, las Chivas han tenido un total de 25 entrenadores. Y su actual director general, José Luis Higuera, no es abierto a las críticas, tanto con los medios como con los aficionados, con quienes llega gancharse en redes sociales Y si esto pasa con personas externas a la institución, imagínense teniendo al enemigo en casa, pues Tomás Boy nunca ha tenido pelos en la lengua como entrenador, ni con árbitros, jugadores o los medios. Chivas y Tomás parecen una bomba de tiempo que tarde o temprano va a estallar.