FACEBOOK

VISTAS
11 de Septiembre del 2019

Una guerra personal

La derrota de México contra Argentina no solo significó el primer tropiezo de Gerardo Martino con el Tri, también nos arrojó un nuevo capítulo de las diferencias nada deportivas entre David Faitelson y Francisco Gabriel de Anda
Por un momento, la derrota de 4-0 que sufrió la Selección Mexicana a manos de su similar de Argentina quedó en segundo plano y la atención la acaparó otro partido que estuvo mucho más tenso. El que debía ser un debate deportivo analizando por qué el equipo azteca fue humillado y exhibido de esa fea manera por los argentinos, se convirtió en un nuevo episodio de lo que parece una guerra personal entre un par de comentaristas de la cadena ESPN. Francisco Gabriel de Anda y David Faitelson volvieron a gancharse, a dejarse llevar por la pasión y lo caliente del tema y la derrota de México los llevó a otros temas que no tenían nada de deportivos, sino más bien personales. Mientras Gabriel de Anda le aseguraba en su cara a Faitelson que no sabía de futbol, que no sabía de boxeo ni de otros deportes simplemente porque no los practicó, el experimentado periodista le contestaba de manera irónica que cómo él sabía tan bien las cosas del balompié, por eso seguía como director deportivo de las Chivas de Guadalajara. Pero esa no fue la primera vez en la que ambos “se calientan” de más, ya hace meses el ex futbolista había atacado con el tema de los "chochos". “Tanto chocho para bajar de peso te está afectando la cabeza, por favor, con un poquito más de respeto”, le dijo De Anda a Faitelson. Pero ahora, otro invitado se unió a la fiesta de insultos y de polémica. Juan Carlos, hermano de Francisco, hizo una transmisión en vivo en sus redes sociales. “Si es un cerdo del micrófono que se atreve a hablar de la gente cuando no está presente, ahorita en el programa habló de mí, en su momento habló de mi hermano”, dijo el también ex analista. Con este show mediático por momentos el resultado de México quedó en segundo plano, aunque parece que no hemos visto todo de esta guerra personal.