FACEBOOK

VISTAS
09 de Mayo del 2019

Finalista ¡sin invertir!

El Tottenham fue el único equipo de la Champions y la Liga Inglesa que no contrató jugadores para esta temporada, lo que hace aún más meritorio su llegada a la Final europea
Hoy los millones ya no son garantía de éxito para un equipo de futbol. Si no pregúntenle al Tottenham Hotspurs, flamante y sorpresivo finalista de la UEFA Champions League, que para esta temporada decidió no contratar jugadores. Así como se lee, el equipo que juega en el distrito homónimo del norte de Londres no invirtió ningún dólar en el pasado mercado de verano e invierno para reforzar la plantilla, a diferencia de los demás equipos europeos o de Inglaterra. Inclusive, los “Spurs” (apodo tomado del escudo del club, representado con un gallo de pelea) se convirtieron en el primer equipo de la Liga Premier inglesa, en 15 años, que no adquiere refuerzos, desde que el Newcastle lo hiciera previo a la campaña 2003-04. Pero por qué se decidió no invertir, así lo explicó en agosto pasado el entrenador argentino Mauricio Pochettino, quien además funge como gestor deportivo de la institución: “Me complace mantener a todo el equipo unido. Hay muchos rumores durante el verano sobre los jugadores. El club hizo un gran esfuerzo para tratar de extender los contratos con personas como Harry Kane (delantero y estrella). Él es un ejemplo, pero también hay muchos ejemplos”.

MODELO DE NEGOCIO

El punto de inflexión financiero del Tottenham se dio en 2013, con las ventas de dos de sus principales figuras de los últimos tiempos: Gareth Bale y Luka Modric, quienes se terminaron yendo al Real Madrid, ambos por casi 135 millones de euros. Primero se fue Modric en enero de ese año y en el verano decidieron desprenderse del galés Bale. Con ese dinero, Tottenham fue incorporando jugadores clave que se convirtieron en la base de la actualidad, como el danés Chrstian Eriksen, el inglés Harry Kane o el coreano Son Heung Min. En el año 2014 llegó Mauricio Pochettino, procedente del Southampton, adaptándose al presupuesto del club y comenzó a sacar más jugadores de las fuerzas básicas. Además, el club está de manteles largos tras el reciente estreno de su nuevo estadio, edificado en el mismo sitio que se encontraba el anterior, White Hart Lane. Cinco años después y manteniendo al equipo dentro de los primeros cinco lugares de la Liga Premier, su trabajo rindió frutos con la llegada del equipo a la Final de la UEFA Champions League.