FACEBOOK

VISTAS
15 de Marzo del 2019

¿El sexenio del beisbol?

Además del apoyo del gobierno federal, la Liga Mexicana de Beisbol se alinea a los tiempos de cambio con ajustes en su estrategia para la nueva temporada 2019
Ya sabemos que al presidente Andrés Manuel López Obrador le gustan los batazos. Sin embargo, no conforme con la transformación del gobierno federal, los tiempos de cambio también llegaron a la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), quienes han realizado varios ajustes a su estrategia. Encabezados por Javier Salinas, presidente del circuito veraniego, el primer gran cambio para este 2019 fue el regreso del formato tradicional de temporada con año natural. Con esto se busca no tener saturación de partidos y que los peloteros descansen dos días, lunes y martes, para jugar dos series el resto de la semana, además de entretener más. No obstante, uno de los cambios más significativos fue alcanzar un acuerdo histórico en transferencias y desarrollo de peloteros entre la LMB y las Grandes Ligas. Después de 8 meses no haber negociaciones, finalmente la “Gran Carpa” pagará el 15% del valor del contrato al jugador que provenga de alguno de los 16 clubes de la Liga de Verano. Pero si se trata de un joven que vaya a sucursales, entonces los equipos de la LMB recibirán el 35% del valor del contrato. En tanto, Saraperos de Saltillo y Algodoneros de Unión Laguna estrenarán nuevos dueños, mientras que Multimedios se convirtió en nuevo socio del Club Bravos de León. Y los Diablos Rojos del México estrenarán nuevo infierno: el Estadio Alfredo Harp Helú, construido en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca. En lo que respecta a Grandes Ligas, este 2019 México recibirá en total seis partidos en el Estadio de los Sultanes de Monterrey: 2 de pretemporadas y 4 juegos de temporada regular. Esto supone que la derrama económica la Sultana del Norte aumentará sus números registrados en el 2018, cuando recibieron la serie de Dodgers y Padres de San Diego y dejó cifras de alrededor de 256 millones de pesos, según la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados. Está claro que la 4ta transformación no sólo se da en el gobierno, ¿Será acaso este el sexenio del beisbol?