FACEBOOK

VISTAS
09 de Diciembre del 2019

Rusia es vetada por 4 años de eventos deportivos internacionales

La WADA acusa al Estado ruso de manipular evidencia y ocultar información en las auditorías internacionales antidopaje.
La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) prohibió a Rusia participar en cualquier evento deportivo internacional en los próximos cuatro años, incluyendo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El castigo es una respuesta a lo que la WADA considera fue un esfuerzo sistemático del Estado ruso para manipular las pruebas antidopaje de sus atletas, que han estado bajo el escrutinio de las autoridades deportivas internacionales al menos desde el 2014. Los deportistas rusos que no hayan incurrido en malas prácticas podrán participar en los eventos deportivos internacionales, pero deberán hacerlo bajo una bandera neutral. El himno y la bandera de Rusia han sido vetados de las justas internacionales. La sanción podría extenderse a las competiciones de futbol. La FIFA está evaluando si el equipo ruso será elegible para clasificar al Mundial de Qatar en 2022. En el Kremlin, la noticia fue recibida como una reacción política al creciente sentimiento anti Rusia de Occidente. Dmitri Medvedev, primer ministro y número dos de la administración de Vladimir Putin, calificó la sanción de la WADA como “la continuación de la histeria contra Rusia”. A pesar de que dijo que los problemas de dopaje en el país son innegables, rechazó que se trate de una política sistemática patrocinada desde el Estado. Sin embargo, la WADA asegura que Rusia ofreció información incompatible con la base de datos que proporcionó a una auditoría de 2017, lo que supone una flagrante violación al código internacional de dopaje. Un reporte de la asociación reveló que se implantaron falsas evidencias y que se borraron archivos del historial de malas prácticas. Rusia ya había sido vetada de competiciones internacionales en el 2015 por un escándalo de dopaje, pero el castigo fue levantado en 2018. “Durante demasiado tiempo, el dopaje ruso ha sido un lastre para el deporte limpio”, dijo Craig Reedie, presidente de la WADA. “La decisión está diseñada para castigar a los culpables y para enviar un mensaje de que esta conducta no será tolerada”, añadió. No obstante, hay quienes creen que la sanción fue poco severa, que no cambia mucho. Esta posición, avalada por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, argumenta que el hecho de que se permita participar a los atletas rusos sin tener una base confiable de los deportistas rusos que han incurrido en malas prácticas representa un ataque a la integridad del deporte y del Estado de Derecho.