FACEBOOK

VISTAS
24 de Septiembre del 2018

En el Clásico 117… perdimos todos

No hubo ganadores, pero sí perdedores en el partido entre Tigres y Rayados, la violencia no solo regresó sino que llegó a niveles alarmantes luego de que una riña entre aficionados de ambos equipos dejó al borde de la muerte a un joven de 21 años de edad
Solo hubo perdedores en la edición 117 del Clásico Regiomontano, un partido que pasará a la historia de los duelos fraternales no por lo sucedido en la cancha, sino por lo que pasó a poco más de 7 kilómetros aproximadamente del Estadio Universitario. La fiesta futbolística de Nuevo León se vio empañada dos horas antes de que rodará el balón en la casa de los Tigres. En la avenida Aztlán, un grupo de aficionados felinos se enfrentaron a otro de Rayados. La violencia escaló a otros niveles cuando esos seguidores del Monterrey golpearon en el piso e hirieron con una arma punzocortante a Rodolfo Manuel Palomo Gámez, de 21 años, quien se encuentra en estado grave. Tras darse a conocer esta noticia y los videos de los enfrentamientos por medio de las redes sociales, muchos comenzaron a pedir que se suspendiera el encuentro, en un principio se creía que Palomo Gámez había perdido la vida, minutos después se desmintió esta información. La Liga MX prefirió hacer público un comunicado donde le exigía al Gobierno del estado de Nuevo León esclarecer los incidentes, pero nunca se analizó el suspender el que era el último partido de la Jornada 10 del torneo Apertura 2018. Aunque se pudo haber sentado un precedente al suspender el partido, el show debía continuar y la Liga y los clubes siguieron adelante con un juego que terminó empatado sin goles, pero con mucho malestar en las gradas. En otros países se ha actuado de forma más tajante cuando pasan incidentes como los del domingo 23 de septiembre en Monterrey, Uruguay y Argentina llegaron a cancelar partidos y hasta jornadas enteras debido a las muertes de aficionados. Aquí parece que se sigue esperando a que se confirme la muerte de un seguidor para entonces tomar medidas más serias. Mientras las autoridades esperan a que este nuevo acto de violencia quede en el olvido, a nivel internacional se habla del hecho, en el programa “Chiringuito de Jugones”, de España, se trató el tema y se transmitieron las imágenes ante la incredulidad de los participantes en el panel. No es la primera vez que un aficionado es agredido de manera salvaje y que se teme por su vida, la violencia ha crecido, parece que muchos se han acostumbrado a ella, pero es necesario que se tomen medidas serias y se actúe con mano firme para evitar tragedias, si es que aún se pueden evitar.