FACEBOOK

VISTAS
19 de Febrero del 2019

Reportifans

El escándalo suscitado con un fotógrafo de prensa y Miguel Herrera, al término del América-Pumas, no ha sido la única polémica causada por Reportifans, quienes se filtran como aficionados para presenciar los eventos deportivos
El altercado protagonizado por Miguel Herrera y un fotógrafo de la prensa, al término del partido América-Pumas, no ha sido el único donde los denominados ‘Reportifans’ se aprovechan de una acreditación de medios de comunicación para exhibirse.

BARRISTA DE TIGRES

El 10 de diciembre del 2017, al concluir la Final Regia del Apertura de ese año, un porrista de la barra Libres y Lokos se metió de infiltrado a la cancha del BBVA del Monterrey. El animador, de nombre Jonathan Llanes, burló la seguridad para exhibirse con camisetas que hacían mensajes de insultos hacia la afición de los Rayados, luego del encuentro que Tigres ganó 2-1 y se coronó ante la afición albiazul.

NARRADOR INTENSO

Atilio Costa Febre es el nombre de un narrador radiofónico argentino, aficionado declarado al equipo River Plate. Costa Febre se volvió famoso por ser un relator recalcitrante, pero su momento más famoso fue cuando narró el descenso de River, despotricando contra los dirigentes por sus malos manejos.

TOMÁS RONCERO

Roncero es editor en jefe de la sección Real Madrid del Diario As de España. Pero su afición por el equipo blanco va más allá de los límites, llegando a ir a los palcos de prensa ataviado con los colores blancos del Madrid, además gozar en carne propia como cualquier hincha… con una acreditación de periodista.

ENVIADO LADRÓN

Por todos fue conocido el caso de Mauricio Ortega, el periodista que se robó el jersey de Tom Brady de los vestidores de la NFL, al término del Super Bowl LI, en 2017. Ortega era conocido por ser director del Diario La Prensa… hasta entonces.

REPORTERO BUFÓN

El presentador Facundo fue el último caso de un “reportifan”, luego de acudir como reportero de TV Azteca y “cantarle” en una dinámica al mariscal de campo de Patriotas, Tom Brady, en el último Super Bowl. Sin duda, una tarea muy diferente al resto de los corresponsales de dicho evento.