FACEBOOK

VISTAS
22 de Febrero del 2019

Patriota en problemas

Robert Kraft, dueño de la franquicia campeona de la NFL, es acusado de contratar prostitutas en Florida, estado donde está prohibida la práctica
La justicia del estado de Florida, en Estados Unidos, acusa a Robert Kraft, dueño de los Patriotas de Nueva Inglaterra y amigo de Donald Trump, de solicitar servicios de prostitución, una práctica ilegal en dicho estado de la Unión Americana. El empresario, de 77 años, es señalado de dos cargos diferentes, según la investigación de la policía del condado de Júpiter, la cual tiene que ver con el desmantelamiento de una red de trata de personas. "Negamos categóricamente que el Sr. Kraft haya participado en cualquier actividad ilegal", declaró un portavoz del dueño de la franquicia de Nueva Inglaterra. Además de Kraft, la investigación indica que otras 24 personas también están bajo sospecha de participar en la solicitud de servicios sexuales. De acuerdo a la ley del estado de Florida, la trata de personas está tipificado como delito al solicitar, albergar, transportar y obtener personas para su explotación laboral, doméstica o sexual.