FACEBOOK

VISTAS
06 de Febrero del 2019

Pachanga MLS

Con la llegada de Marco Fabián al Philadelphia Union, la Liga estadounidense se ha convertido en un paraíso de fama y glamour para jugadores mexicanos que gustan de la fiesta
Marco Fabián está muy cerca de llegar al Philadelphia Union de la MLS, una Liga que se ha convertido en una auténtica ‘pachanga’, al menos para los jugadores mexicanos de la actualidad. Y es que mediocampista jalisciense se uniría así a los hermanos Dos Santos y Carlos Vela, como los futbolistas nacionales que no sólo disfrutan de un salario superior al tope del resto de la franquicia, sino que además desarrollan sus carreras en ciudades donde la fama y el entretenimiento están a su alcance. Para nada es un secreto que estos futbolistas se han visto inmiscuidos en más de una ‘pachanga’, los cuales han trascendido en excesos y escándalos, sobre todo con la Selección Mexicana.

JONATHAN Y GIOVANI DOS SANTOS

Los hermanos Dos Santos han sido los más señalados por fiesteros, sobre todo el mayor de ellos, Giovani. A la par de su carrera, Gio se ha relacionado sentimentalmente con artistas de la talla de Belinda o Eiza González y ha encabezado ‘pachangas’ como la que aconteció a semanas del Mundial de Rusia 2018 con la Selección. Giovani decidió poner fin a su trayectoria en el futbol europeo tras recibir una jugosa oferta del Galaxy en el verano del 2015. Actualmente cobra anualmente $4 millones 250 mil dólares. En 2017 se le unió en el mismo equipo su hermano menor, Jonathan, quien percibe un salario de 2 millones de dólares al año. Además de haber participado en la famosa fiesta previa al Mundial del 2018, Jona ya tenía un antecedente. En el 2011 fue excluido de la Copa América en Argentina luego de que semanas antes se le involucró en una fiesta con prostitutas, en un hotel de concentración de Quito, Ecuador. Casualmente, en aquella misma ‘pachanga’, también estuvo Marco Fabián. "Estoy muy arrepentido por lo que hice y pido perdón a la selección, a mis compañeros, a todo el cuerpo técnico y a toda la afición de México", dijo en aquel entonces el jugador del Barcelona.

CARLOS VELA

El caso de Vela quizás sea diferente por no ser un jugador que se exhiba tanto en fiestas, pero sí ha demostrado su gusto por otros deportes y placeres, como el basquetbol. El cancunense cayó como anillo al dedo en Los Ángeles FC, pues además de firmar un contrato como jugador franquicia ($4 millones, 500 mil pesos al año), se divierte en los partidos y eventos de la NBA con los Lakers. Ahora tocará el turno de Marco Fabián, famoso también por escándalos extracancha y señalado por beber y divertirse en exceso. Fabián arribará a Philadelphia, que en el verano acoge año con año festivales de música ¿Podrá marcar la diferencia en el campo con su nuevo equipo y evitar el linchamiento mediático?