FACEBOOK

VISTAS
30 de Enero del 2019

Otra historia de terror en Cruz Azul

Stephen Eustaquio llegó a “La Máquina” como sustituto de Iván Marcone, pero con menos de 30 minutos en Liga, el joven portugués padeció en carne propia la mala suerte y el terror de una lesión que lo alejará seis meses de las canchas
Como si se tratase de una obra de Stephen King, así se puede calificar la aún prematura estancia del joven portugués Stephen Eustaquio en México. El jugador de Cruz Azul, quien hace menos de 15 días arribó a nuestro país como sustituto del argentino Iván Marcone, sufrió una de las lesiones más terroríficas que un futbolista pudiera tener: se lesionó el ligamento anterior cruzado de su rodilla izquierda. Para colmo de males, apenas disputaba su segundo partido con “La Máquina” y el primero de Liga MX. Las circunstancias que antecedieron a su lesión son por de más extrañas de comprender, pero al fin y al cabo meras casualidades: el futbolista ingresó de cambio al minuto 57 del encuentro ante Xolos de Tijuana, en sustitución de Roberto Alvarado. Al minuto 58, recibió una tarjeta roja directa por una entrada de Miller Bolaños, la cual fue rectificada por el VAR y quedando en simple amonestación. La situación fue de película, como de novela de ciencia ficción, pero lo peor aún estaba por llegar. Al minuto 80 de tiempo corrido, al momento de disputar un balón, apoyó mal la pierna izquierda y se lastimó de gravedad, abandonando el terreno de juego asistido por los servicios médicos. Se temían lo peor y así fue: el jugador causará de baja por seis meses, luego de haberse roto los ligamentos y también dañado el menisco, por lo que requirió intervención quirúrgica. Esto no es una obra de Stephen King, pero Stephen Eustaquio seguro encajaría perfecto ahí. Ahora tendrá que comenzar una larga rehabilitación para convertir esta pesadilla en su sueño mexicano.