FACEBOOK

VISTAS
24 de Agosto del 2018

¿Por qué nadie quiere al Tri?

Ricardo Ferretti volverá a tomar las riendas del Tricolor de manera interina, esto porque nadie quiere sacarse la rifa del Tigre
Pese a los beneficios que tiene el dirigir a una selección como la de México, los directivos de la Federación de Futbol aún no logran convencer a nadie para que asuma el reto de guiar al equipo azteca al Mundial de Qatar 2022. Ricardo Ferretti volverá a dirigir al representativo mexicano de manera interina, pero la pregunta se mantiene en el aire: ¿por qué nadie quiere al Tri?. Dirigir a la Selección Mexicana puede lucir como un buen reto, quizá sin tanta presión o incertidumbre como otros. Los estratega nacionales suelen recibir un buen sueldo, Miguel Herrera percibía 2.7 millones de dólares al año cuando entrenó al Tri. Juan Carlos Osorio tenía un sueldo de 1.2 millones de dólares, cifra que lo ubicó como el decimosexto entrenador nacional mejor pagado en el pasado Mundial de Rusia 2018. Además de un buen sueldo, dirigir a México tiene la ventaja de que sus rivales de zona geográfica no son tan complicados como en la Conmebol, UEFA o África. México tiene jugadores con suficiente nivel para competirles sin mayores problemas a sus rivales. Además, la base de seleccionados es amplia, el timonel del equipo nacional tiene una buena baraja de opciones para conformar su equipo, entonces… ¿por qué aún no tenemos entrenador definitivo? La respuesta está en que quien dirige a la Selección Mexicana de Futbol… en verdad no la dirige. Y es que el estratega nacional tiene que lidiar con decisiones de los federativos como la de convocar a jugadores sin importar en qué momento futbolístico se encuentren, esto debido a compromisos con los patrocinadores. Así sucedió en la Copa del Mundo de este año, cuando Giovani Dos Santos, Miguel Layún y Oribe Peralta, entre otros, fueron incluídos en la lista definitiva por cuestiones comerciales. Otro tema con el que tiene que lidiar el entrenador del Tricolor es con el de tener que adaptarse a las giras y partidos que le imponen las televisoras. El director técnico de México no suele ser quien programe los partidos amistosos o de preparación del combinado nacional, esos los organizan las televisoras por cuestiones comerciales. A estos factores se suma el “apoyo a medias” que se tiene de parte de los clubes. Si bien se dice que los equipos prestarán a los jugadores para que el entrenador trabaje sin problemas, la historia demuestra lo contrario y generalmente el entrenador nacional sufre al no poder contar con todos sus elementos. Así es que tomar a la Selección Mexicana de Futbol no es tan sencillo como puede parecer, quien llegue a este puesto, tendrá que lidiar con algo más que la necesidad de una afición de llegar al quinto partido del Mundial y ser campeón en su zona geográfica, también tendrá que lidiar con situaciones extracancha que suelen ser las más desgastantes.