FACEBOOK

VISTAS
20 de Noviembre del 2019

Más mexicana que nunca

Un jugador afroamericano saludando a la bandera; sopas instantáneas vendidas como botanas y un ambiente pletórico fue lo que dejó la NFL en el estadio Azteca
Jefes de Kansas City se llevó el lunes por la noche ante Cargadores de Los Ángeles, pero la atmósfera que se creó en torno al partido, en suelo mexicano, terminó por hacer un juego inolvidable. Y es que los detalles hicieron único al partido, comenzando por el respeto al patriotismo mexicano demostrado por el cornerback de Chargers, quien saludó a la bandera nacional durante la interpretación del himno.     Y tampoco se puede dejar de lado el asombro de los “gringos” porque la afición mexicana consumen las sopas instantáneas a manera de botana en los estadios de futbol.     No faltó el jugador que se “asfixió” por la altura y contaminación de la CDMX...     Y es que en un mercado con 25 millones de fanáticos fuera de Estados Unidos, según cifras oficiales.