FACEBOOK

VISTAS
20 de Febrero del 2018

La vida (deportiva) después de los 30

Roger Federer es la prueba de que hay atletas que después de los 30, siguen cosechando éxitos y el ejemplo de que la edad no es impedimento de éxito
Estar en el cuarto piso o cada vez más cerca de él, ya no es una excusa para seguir siendo exitoso. Roger Federer es el ejemplo más reciente de esto, luego de que el suizo se convirtió, a sus 36 años de edad, en el tenista de más edad que alcanza el número uno del mundo en la ATP. Desde el fin de semana “Su Majestad” había asegurado iniciar esta semana en el primer puesto de la clasificación gracias a su pase a las Semifinales del torneo de Rotterdam, en Holanda. Pero el veterano tenista no se conformó con disputar la Final del evento, sino que también la ganó al vencer a Grigor Dimitrov. En noviembre del 2012 fue la última vez que Federer ocupó la cima del ranking, ahora regresó para superar a Andre Agassi, quien a sus 33 años, era el más veterano en ocupar este puesto. Pero Federer solo ha confirmado algo que ya se veía con figuras como Tom Brady, quien a sus 40 años sigue cosechando éxitos y dando argumentos para que se le conozca como el mejor mariscal de campo de todos los tiempos. Si bien no ganó este Súper Tazón pasado ante las Águilas de Filadelfia, el quarterback de los Patriotas no baja su rendimiento pese a sus cuatro décadas. En nuestro país tenemos a Oscar Pérez, que a sus 45 años es el futbolista más veterano de la actualidad en la Liga MX. Al parecer colgará los guantes al término de esta temporada, pero ha demostrado que pese a ser un veterano de la portería, aún ahoga los gritos de gol de los rivales, basta preguntarle a Rayados, a quienes les ganó la Final del Clausura 2016. Y en las damas también hay varios casos, quizá el más representativo es el de Serena Williams. La tenista estadounidense de 36 años de edad, hasta antes de retirarse para el nacimiento de su hija, era la número uno del mundo. Ahora regresa a la actividad y no sería ninguna sorpresa que vuelva a la cima del ranking de la WTA. Con estos ejemplos, queda claro que puede más la determinación, preparación y mentalidad de hacer las cosas, que la excusa del paso del tiempo.