FACEBOOK

VISTAS
07 de Mayo del 2019

Liverpool nunca se rindió

Tenía que anotar cuatro goles o más al Barcelona y remontó con un 4-0 frente al gran favorito para llevarse la Champions League
Apotósico, mágico e increíble. El Liverpool remontó una eliminatoria que todos daban por perdida frente a un Barcelona que nadie imaginaba que, por segunda vez consecutiva, volvería a caer de una forma escandalosa y por goleada. El año pasado, Roma le remontó al Barça un 4-1 para eliminarle en en cuartos de final y hoy el Liverpool le ha dado la vuelta a los catalanes con un marcador de 4-0 que superó el 3-0 de ida padecido en el Camp Nou. Dos goles del belga Divock Origi y dos anotaciones del holandés Giorgino Wijnaldum catapultaron al Liverpool a la Final de Champions por segunda vez consecutiva, en busca de una revancha tras caer en el partido decisivo por la orejona del año anterior ante Real Madrid. Lo de Barcelona no se puede explicar teniendo a Lionel Messi en sus filas y un estilo de juego que, hasta ahora, padecido encaminado a volver a ganar la Copa de Europa. Cada gol recibido por los “Reds” fue un golpe anímico que ni Messi pudo levantar en ánimo a sus compañeros. Tras una primera parte que terminó 1-0 favorable al Liverpool, los “reds” anotaron dos goles en los primeros nueve minutos del complemento vía Wijnaldum. Al 79’, Trent Alexander-Arnold, cobró un tiro de esquina madrugando al Barcelona y envió pase a Origi para colocar el 4-0 definitivo que clasificó a Liverpool a la final de Madrid, el próximo 1 de junio.