FACEBOOK

VISTAS
04 de Abril del 2019

Las razones de Victoria

Victoria Azarenka trata de recuperar posiciones en el ranking de la #WTA al mismo tiempo que vive una batalla interna por no pasar tanto tiempo como quisiera al lado de su pequeño hijo Leo. ¿Cómo mantiene la estabilidad?
Sus ojos azul claro se abren al momento de hablar de su hijo Leo, el pequeño de casi tres años de edad que se ha convertido en lo más importante de su vida. Victoria Azarenka se emociona al platicar cómo crece rápidamente y lo feliz que se siente de ser su madre. Pero la bielorrusa de 29 años de edad quien busca en el Abierto GNP Seguros el título 21 de su carrera, reconoce que sigue tratando de encontrar el equilibrio en su vida. “Creo que no es fácil en ningún sentido para cualquier padre en el mundo, porque es importante el priorizar y balancear las cosas, en mi caso tengo que separarme de mi hijo cuando voy a los entrenamientos, es difícil porque tengo una batalla interna que tengo conmigo misma, desearía hacerlo mejor, tener ese balance, pero me siento culpable de no pasar cada minuto con mi hijo, eso es duro, pero trato de apoyarme en mi trabajo, apoyarme en ser madre y trato de hacer lo mejor que puedo pero obviamente no es fácil”, comentó “Vika” en entrevista con Código Magenta. Azarenka ha pasado momentos difíciles en los últimos meses, eso la llevó a quebrarse y llorar durante la rueda de prensa que tuvo en el pasado Abierto de Australia. La ex número uno del mundo se encuentra mejor, pero sigue librando batallas internas. “(Me siento) Mejor, un poco mejor pero no es fácil para mi en estos momentos pero trato de ser positiva, trato de apoyarme en mis batallas, trabajo en eso porque creo que es importante cómo actúas en momentos difíciles, qué tan fuerte te mantienes y para mi eso es importante, mantenerte fuerte cuando encaras momentos difíciles”, dijo luego de su primer triunfo en el torneo que se realiza en Monterrey. Ganadora del Abierto Mexicano de Tenis en Dobles, Azarenka comienza a tener nuevos triunfos no solo dentro de la cancha sino fuera de ella, que es lo más importante. Estar con su hijo, ser madre y regresar a practicar el deporte que ama le han permitido volver a sonreír, aún busca escalar posiciones en el ranking de la WTA y por lo pronto en Monterrey Azarenka pelea por una nueva victoria.