FACEBOOK

VISTAS
06 de Mayo del 2019

La caída de otro ídolo

Jesús Arellano es el caso más reciente de un exitoso deportista que toca fondo tras creer que nada podría pasarle
Él mismo, sin ayuda de nadie, se abrió camino en el futbol profesional… y él mismo se encargó de sepultar todo lo que había logrado como deportista y ejemplo social. Jesús Arellano, quien fuera mundialista con la Selección Mexicana y un referente en los Rayados de Monterrey, se unió a la lista negra de deportistas profesionales que arruinan una vida que era envidiada por muchos. Quien también defendiera la playera de las Chivas de Guadalajara, se encuentra recluído en el penal del Topo Chico acusado de haber abusado sexualmente de una sobrina. “El Cabrito”, como se le conoce, había estado prófugo de la justicia desde 2017, alimentando los rumores de su culpabilidad y contribuyendo a que sus logros deportivos quedaran en segundo plano. Esta historia no es nueva en el deporte, no solo internacional, sino en el de nuestro país y en específico en el de Nuevo León. Omar Ortíz, otro exjugador de Rayados, actualmente se encuentra también cumpliendo una pena por haber participado en un secuestro. ›››La autodestrucción de "El Gato" “El Gato” fue titular de equipos como Jaguares y Necaxa además del Monterrey. También defendió la playera de la Selección Mexicana de Futbol. Ambos exfutbolistas fueron aplaudidos en su momento por los aficionados al futbol, cumplieron sus sueños deportivos, pero ellos mismos se encargaron de enterrar todo lo bueno que habían hecho como ejemplos sociales. A nivel internacional, hay una larga lista de deportistas que han sido acusados de abusos sexuales, uno de los casos más sonados y recientes es el de Cristiano Ronaldo, quien aún encara una acusación de violación. El basquetbolista Kobe Bryant, en 2003, también encaró una acusación de abuso sexual de parte de la empleada de un hotel. En el caso de Arellano, el exfutbolista podría ser condenado a 20 años de prisión si es encontrado culpable. Hasta donde se sabe, la parte acusatoria no tiene pensado retirar las acusaciones hacia él.